La Roja

Vuelven a abrir chupaducto

Actualizada 22/10/2014 a las 10:02    
Etiquetas
En la huida, la camioneta quedó debajo de un árbol, a unos metros de donde estaba la toma clandestina.  GERARDO GONZÁLEZ

En la huida, la camioneta quedó debajo de un árbol, a unos metros de donde estaba la toma clandestina. GERARDO GONZÁLEZ



Por cuarta ocasión en menos de un mes, la Policía Municipal de Corregidora detectó la sustracción de diésel de una toma clandestina en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la comunidad de Charco Blanco.
Esta vez los uniformados aseguraron una camioneta tipo tipo pick up que transportaba dos contenedores con capacidad para mil litros cada uno, ambos completamente abastecidos con el hidrocarburo.
Al igual en las ocasiones anteriores, los “chupaductos” lograron escapar de las autoridades.
Fue durante la madrugada de este martes cuando elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Corregidora realizaban un recorrido de vigilancia por la zona, precisamente derivado de los últimos acontecimientos registrados en el lugar.
A la distancia, los oficiales detectaron las luces de un vehículo, pero conforme se fueron acercando vieron que la unidad se alejaba a toda prisa, por lo que fueron en su persecución.
La oscuridad y la dificultad del terreno jugaron a favor de los delincuentes, quienes lograron escabullirse de los patrulleros, que para entonces ya habían solicitado el apoyo de más unidades.
Varias patrullas de la corporación peinaron la zona, pero no lograron encontrar el vehículo; no obstante, mantuvieron vigilancia en la zona.
Por la mañana, con apoyo de más unidades se realizaron recorridos por las inmediaciones del lugar, hasta que a poco más de 2 kilómetros de distancia de donde se encuentra el ducto localizaron una camioneta tipo pick up -color rojo, con placas de circulación para el estado de Querétaro- escondida entre los arbustos.
En la batea de la unidad se encontraban los dos contenedores de plástico, que estaban totalmente llenos del combustible.
En ese momento, el vehículo y la zona del hallazgo fueron puestos bajo resguardo de la corporación, que dio aviso al Ministerio Público Federal para que diera fe sobre el hecho.
Representantes de la delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR) acudieron más tarde para inspeccionar los objetos asegurados, como parte de la averiguación previa que se inició por el robo de combustible.
También se dieron cita en el lugar trabajadores de Pemex para verificar que no hubiera alguna situación de riesgo y sellar la toma.
El ducto se encuentra en medio de un lugar despoblado y sin iluminación, rodeado de mucha vegetación; el acceso es a través de un sinuoso camino de terracería que sale hasta la carretera que va hacia Coroneo, a la altura del kilómetro 12.5.
Apenas el pasado 14 de octubre la Policía Municipal halló en esa misma zona un camión que transportaba 10 contenedores con capacidad para mil litros cada uno, aunque en el momento se encontraban vacíos, por lo que se presume que los “chupaductos” fueron sorprendidos antes de comenzar a sustraer el combustible.
El 27 de septiembre pasado fue cuando se detectó la toma por primera vez, junto con una camioneta en la que también había dos contenedores llenos, cada uno con mil litros de diésel.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.