La Roja

Reprueba Gas Express Nieto 94 inspecciones de la Sener desde 2011

MILENIO Actualizada 02/02/2015 a las 08:48    
.  MILENIO

. MILENIO


Ciudad de México.-Funcionarios de la Subsecretaría de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía han sabido durante años que la empresa Gas Express Nieto viola normas de seguridad y le han permitido seguir operando, pese a que desde 2011 la gasera ha reprobado 94 inspecciones federales, 20 por ciento de éstas en el Distrito Federal y el Estado de México.
Tras la destrucción del Hospital Materno Infantil Cuajimalpa, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que la Secretaría de Energía revisaría a fondo las condiciones bajo las que opera Gas Express Nieto para determinar por qué sucedió la tragedia. Pero una investigación de MILENIO en archivos, manuales de organización y bases de datos gubernamentales permite establecer que no tendrán que escarbar mucho: la dependencia federal tiene desde hace tiempo un amplio conocimiento de los múltiples incumplimientos de la gasera.
Según marcan distintas leyes y reglamentos, la responsabilidad de haber permitido a Gas Nieto continuar en operación aun ante un largo expediente de violaciones a la ley e incumplimientos de seguridad recae directamente sobre dos áreas: la Subsecretaría de Hidrocarburos —encabezada por Lourdes Melgar— y la Dirección General de Gas LP, que en el portal de obligaciones de transparencia aparece bajo el mando de Raymundo Rivera Barrera, un funcionario, cuya experiencia laboral se basa más en temas económicos y no energéticos. Trabajó por varios años en la Secretaría de Hacienda y el IPAB. Actualmente, también aparece en documentos oficiales como titular de la Dirección General de Petrolíferos.
Tanto Melgar como Rivera Barrera tuvieron a la mano en reiteradas ocasiones distintos elementos para evitar que la compañía siguiera operando, según se puede observar en el Registro de Verificaciones de la Dirección General de Gas LP de la Subsecretaría de Hidrocarburos. La base de datos de inspecciones, obtenida por MILENIO, detalla que en cuatro años Gas Nieto incumplió con 94 revisiones federales en sus autotanques, semirremolques e instalaciones. Incumplió 40 controles en 2011, 18 en 2012 y 31 en 2013. En 2014 incumplió cinco. Incluso, una de sus plantas fue clausurada en Guanajuato el 19 de abril de 2012.
Dentro del listado de inspecciones reprobadas es aún más llamativo en dónde estaban basados buena parte de los autotanques, semirremolques e instalaciones considerados como "incumplidos" por los inspectores federales: una quinta parte se encuentran o encontraban en servicio en el Estado de México y el Distrito Federal, donde esta semana una pipa de la empresa estalló, matando a tres personas e hiriendo a varios adultos y decenas de recién nacidos.
El historial de inspecciones de la Secretaría de Energía permite crear un mapa rudimentario sobre cómo Gas Nieto ha incumplido con revisiones en distintos puntos de la zona metropolitana: Iztapalapa, Tlalnepantla, Venustiano Carranza, Xochimilco, Nicolás Romero y Tecamac.
Es un término que se repite una y otra vez en varias delegaciones capitalinas y municipios mexiquenses.
Cabe recordar que era en esta última entidad —el Estado de México— en donde se encontraba basado el autotanque número de serie A142780914 placas KW829070 que estalló frente al Hospital Materno Infantil Cuajimalpa, que dejó tres muertos y numerosos bebés heridos de gravedad, con quemaduras que requerirán años de tratamiento.
Pero que Gas Nieto haya incumplido en inspecciones federales no es un fenómeno privativo de la Ciudad de México. Como parte de las obligaciones que le marca la ley, la subsecretaría de Hidrocarburos ha encontrado anomalías en instalaciones y equipos en la mayoría de los estados en donde opera la empresa.
De acuerdo con la información obtenida, los inspectores de su Dirección General de Gas LP detectaron incumplimientos en la operación de autotanques, semirremolques e instalaciones gaseras en Veracruz, Guanajuato, Querétaro, Nuevo León, Jalisco, San Luis Potosí, Michoacán y Morelos.
De estos hallazgos la ley deja en claro que se tendrían que haber desprendido acciones preventivas y/o punitivas por parte de la Subsecretaría de Hidrocarburos y la Dirección General de Gas LP. Según se establece en la normatividad vigente, ambas tenían la obligación directa de verificar que la empresa cumpliera con todas las reglas de seguridad y que su personal estuviera capacitado para evitar un desastre como el que ocurrió esta semana en el Hospital Materno Infantil Cuajimalpa. En caso de haber encontrado una anomalía, tendrían que haber suspendido sus operaciones.
LA RESPONSABILIDAD
Para entender qué papel tuvo que jugar la Subsecretaría de Hidrocarburos y su Dirección General de Gas LP hay que acudir a un altero de ordenamientos federales, desde leyes nacionales hasta normas oficiales y manuales. Por ejemplo, el Reglamento Interior de la Secretaría de Energía puntualiza que es obligación de la dependencia "vigilar el cumplimiento de las condiciones técnicas y de seguridad, así como las demás normas relacionadas con el transporte de gas licuado de petróleo".
A mayor detalle, se especifica que entre otras obligaciones de los funcionarios de la Secretaría de Energía se encuentran las de solicitar a los permisionarios toda la entrega de datos como la edad de sus vehículos y el mantenimiento dado a mangueras y válvulas de sus semirremolques y autotanques. También pueden imponer sanciones y exigir medidas de seguridad, si es que consideran que son necesarias.
El Manual de Organización de la Secretaría de Energía da más precisiones sobre el poder que tiene la Secretaría de Energía para prevenir accidentes como el de esta semana. Por ejemplo, precisa que corresponde a su Dirección General de Gas LP vigilar el cumplimiento en materia de seguridad. Pero sobre todo, un elemento clave a la luz de las múltiples fallas detectadas en Gas Express Nieto: realizar visitas de verificación y/o comprobación a las empresas gaseras.
Según se desprende del manual de organización, en la línea de mando la responsabilidad en el área es la siguiente: subsecretaria de Hidrocarburos-Director General de Gas LP-Director de Operación y Supervisión-Director de Normalización-Director de Apoyo Legal-Director de Enlace y Estadística-Director de Asuntos Especiales.
La Norma Vehículos para el Transporte y Distribución de Gas LP, Condiciones de Seguridad, Operación y Mantenimiento (NOM-007-SESH-2010) es explícita y deja en claro que la Subsecretaría de Hidrocarburos estaba obligada a "verificar la existencia y en su caso, actualización del manual o programa de capacitación del personal" y a asegurarse de que "los semirremolques y auto-tanques de transporte deben ser manejados en todo momento por personal que esté debidamente capacitado en lo que se refiere a propiedades y manejo del Gas LP; manejo y uso de extintores; accesorios, carga y descarga de recipientes no transportables; así como prevención y atención de fugas y siniestros ocasionados por el manejo del gas".
La norma impone otra obligación: los trabajadores deben utilizar ropa de algodón, ser sumamente cuidadosos y evitar el uso de metal en sus ropas y cuerpos. Por ejemplo, tienen prohibido llevar peines o cadenas que, de forma indirecta, puedan producir chispas que desemboquen en el estallido ante la alta flamabilidad del gas.
Eso tendría que ser parte de su entrenamiento obligatorio, uno cuyo cumplimiento debería ser revisado por la Dirección General de Gas LP. Pero en la semana, MILENIO reprodujo la imagen de un conductor de uno de los transportes de gas de la empresa que fue captado mientras manejaba en la Ciudad de México e iba fumando.
VEHÍCULOS VETUSTOS, OPERADORES CÍNICOS
La Secretaría de Energía también cuenta con información que da una idea de la edad de la flota de Gas Express Nieto. Algunos de sus vehículos datan del sexenio de Luis Echeverría.
Según los registros de permisionarios, la empresa tiene 313 semirremolques registrados en Querétaro, donde se encuentra su matriz. Y de éstos, 135 o 40 por ciento tienen más de 30 años, lo que incrementa su desgaste mecánico. Según la Norma Oficial Mexicana que regula la seguridad en el transporte de gas LP, los recipientes mayores a 15 años ya requieren de inspecciones constantes para garantizar su seguridad.
No solo eso. La empresa —que ha estado involucrada en al menos seis accidentes en media década— tiene un historial de resistirse a normas de operación más estrictas. Durante las discusiones en torno a la actualización de la nueva Norma Oficial Mexicana para la Distribución de Gas LP en 2011, el consorcio queretano manifestó numerosas inconformidades ante la Secretaría de Energía para tratar de desechar una serie de reglas que harían más segura la operación de autotanques, entre las que se incluía el reemplazo de válvulas y mangueras en sus vehículos cada 10 años; la compañía quería que se le permitiera cambiarlas cada 20.
Según consta en el Diario Oficial de la Federación, Autotanques Nieto se mostró como una de las compañías más reticentes a aceptar las nuevas disposiciones y envió numerosas observaciones a la Secretaría de Energía.
La Secretaria de Energía recibió 11 observaciones por parte de la gasera, ocho de las cuales fueron consideradas improcedentes.
Entre las que fueron desechadas, hay una que llama la atención a la luz del accidente ocurrido esta semana: la empresa proponía que las válvulas de relevo de presión de sus autotanques fueran probadas cada 10 años y, en caso de operar en condiciones de seguridad, prorrogar su vida otros 10 años.
La Secretaría de Energía desestimó la propuesta y advirtió que era conocimiento oficial, técnico y científico probado que las válvulas tenían que ser cambiadas cada 10 años sin falta.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.