La Rosa
¡VIVAN LOS NOVIOS!

Unieron sus vidas

Adriana Monserrat Llaca y Miguel Ángel Espinosa de los Monteros contrajeron matrimonio en una misa oficiada el Templo de San Agustín

11/07/2015 a las 06:00    
Etiquetas
Adriana Monserrat Llaca y Miguel Ángel Espinosa de los Monteros contrajeron nupcias.  LILIA ROSALES

Adriana Monserrat Llaca y Miguel Ángel Espinosa de los Monteros contrajeron nupcias. LILIA ROSALES

En días recientes la pareja formada por Adriana Monserrat Llaca Rendón y Miguel Ángel Espinosa de los Monteros Martínez contrajo matrimonio en el Templo de San Agustín. Acompañados por familiares y amigos más allegados, los novios se dieron el tan esperado “sí, acepto”, prometiéndose amor, respeto y fidelidad para todos los días de sus vidas.
Durante la ceremonia religiosa, los presentes escucharon con atención las palabras del Padre, quien se dirigió a los contrayentes, explicándoles la importancia de formar una nueva familia. Así, la bendición matrimonial fue conferida a Adriana y Miguel, quienes al llamado del Presbítero se unieron a las plegarias elevadas en favor de su matrimonio.
Al finalizar el acto religioso, los recién casados y sus invitados se dirigieron al Mesón de Santa Rosa, donde se preparó un elegante banquete nupcial en su honor. Felicitaciones, lindos presentes y un excelente ambiente fueron los principales ingredientes de la celebración, misma que se prolongó por varias horas

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.