Local

Celebran 150 años de la Diócesis

Actualizada 31/10/2014 a las 10:39    
A la ceremonia literaria  asistieron el líder de la grey queretana,  Faustino Arméndariz (derecha), José Antonio Arvizu, secretario de Finanzas (al centro) y Miguel Ferro, coordinador de la edición y representante del presidente municipal Roberto Loyola.  MARTHA FLORES

A la ceremonia literaria asistieron el líder de la grey queretana, Faustino Arméndariz (derecha), José Antonio Arvizu, secretario de Finanzas (al centro) y Miguel Ferro, coordinador de la edición y representante del presidente municipal Roberto Loyola. MARTHA FLORES

En la Plaza de la Virgen de los Dolores, en el corazón del Seminario Diocesano, fue presentada la noche de ayer la primera fase de 20 obras literarias denominadas “10 Cristianos Ejemplares”.
Antes, Monseñor Faustino Armendáriz Jiménez presidió el Laudes y en la parte central envió un mensaje alusivo a las dichas alabanzas, cantadas por los asistentes, entre ellos seminaristas, religiosas y fieles.
Aun cuando la noche era fría y se hizo más gélida conforme avanzó el tiempo, el evento mantuvo el fulgor con el que inició y terminó dos horas después de su haber comenzado, casi a las 21:00 horas.
En su intervención, el Obispo de la Diócesis de Querétaro aludió el compromiso que, dijo, tenemos todos por la justicia “que tanto le hace falta a nuestro país”; y luego reconoció a los 10 personajes, entre Sacerdotes, un Obispo, benefactores, religiosas y laicos, que desde hace mucho tiempo dan ejemplo, dijo, de una vida cristiana modelo.
Armendáriz Jiménez dijo que vivimos tiempos en el ámbito social y cultural, en los que el encuentro con Dios “exige un compromiso con la fe, pero tenemos que acudir al encuentro con la palabra de Dios”.
Afirmó que “los caminos de la santidad son múltiples; la santidad es una llamada para todos los bautizados”.
Expresó que ahora nos toca reconocer la vida modelo de los 10 cristianos ejemplares. Pero es necesario que vayamos más allá de las palabras pues “tenemos que ser evangelizadores”; ese es el modo, expresó, de honrar a los citados 10 cristianos. Llamó a hacerlo “sin descanso, con sencillez”, tal como lo hicieron ellos.

La presentación de la obra literaria
La ceremonia literaria, que fue luego de la religiosa, estuvo presidida además del Obispo Armendáriz Jiménez, por el Vicario General de la Diócesis, Monseñor Martín Lara Becerril; el rector del Seminario, José Luis Salinas Ledesma; el representante del edil de Querétaro y coordinador de la edición, Miguel Ferro Herrera; así como el Padre Víctor Manuel Avendaño y el Padre Jorge Ávila Ruiz, organizadores del evento.
La obra, compuesta de 10 fascículos, se remonta a los años de 1588 a 1607 cuando hubo el primer intento por escribir la historia de la Iglesia en Querétaro, que está cumpliendo 150 años, explicó Ferro Herrera.
Dijo que estas biografías han sido investigadas y escritas desde dos ámbitos: el histórico biográfico y como modelo de virtudes cristianas que fueron los homenajeados, cuyos rostros colgaban en gallardetes, a ambos lados de la fachada de la Plazuela, donde estuvo el altar y donde estaban también una imagen pequeña de la Virgen de los Dolores de Soriano y un Cristo crucificado.
El Vicario Lara Becerril dijo que estos 10 cristianos semejan “las 10 palabras con las que Dios creó el universo; los 10 mandamientos y las 10 parábolas con las que Jesús se dirigía a la gente”.
Destacó por supuesto el hecho de que entre los homenajeados haya tres laicos que desde entonces son considerados mártires.
Se refirió al cuarto Obispo de Querétaro, “el primero y único nacido en esta ciudad”, Monseñor Manuel Rivera Muñoz; pero también al músico, escritor y poeta J. Guadalupe Velázquez, y al Canónigo Florencio Rosas Arce.
Igualmente, a la Madre Clemencia Borja Taboada, fundadora de la Orden de las Misioneras Marianas, y a la religiosa Eugenia González L’Font, que fundó la Orden de las Catequistas de María Santísima; y al benefactor Juan Caballero y Osio, y al misionero franciscano Fray Antonio Margil de Jesús, así como a los mártires Norberto García, Inés Sotero Nieves Aguilar y Manuel Campos Loyola.
Afirmó que el Obispo Manuel Rivera Muñoz “es un ejemplo preclaro de entrega generosa y de amor”, pues es un modelo “para seguir fortaleciendo nuestra fe. Su ejemplo nos impulsa a entregar nuestra vida personal”.
Luego, fueron entregados los primeros ejemplares a quienes presidieron la velada literaria, igual que al rector de la Basílica de Soriano, Presbítero Rogelio Cano López así como a representantes de las órdenes religiosas de monjas.
A pesar de la inclemencia del tiempo, los asistentes convivieron al término de la ceremonia con el Obispo de la Diócesis y con quienes presidieron la presentación literaria.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.