Local
PROYECTO DE LA UAQ

Aumentaría huitlacoche plusvalía del maíz

Profesores investigadores de la Alma Máter simplificaron el método para producir este hongo, con el fin de apoyar a los sembradíos mexicanos

Actualizada 02/11/2014 a las 10:04    
Etiquetas
.  DR. GONZALO MACÍAS

. DR. GONZALO MACÍAS

Luego de ser testigo de la experiencia de su amigo, un productor queretano que perdió gran parte de su cosecha de maíz, el Dr. Gonzalo Macías Bobadilla, profesor investigador de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), simplificó un método para la producción de huitlacoche que aumentaría la plusvalía del maíz.
En entrevista con PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, el Dr. Gonzalo Macías Bobadilla nos contó cómo nació el interés por la producción de huitlacoche, además reveló que lo que empezó como un proyecto personal, se convertirá en un producto académico, ya que ha estado involucrando a más universitarios a esta iniciativa.
Detalla que hace unas semanas, su amigo, el señor José Cárdenas, productor de la comunidad de Tlacote el Bajo, Querétaro, lo invitó a su sembradío de maíz para cortar algunos elotes y después asarlos para comerlos.
Mientras recorrían la parcela, el señor José Cárdenas le comentó que derivado de las recientes lluvias que se registraron en el estado, se inundó gran parte de sus hectáreas, lo que derivó en una producción “mal lograda”, dando como resultado elotes muy pequeños que a la venta no superaban los cinco pesos por kilo de maíz obtenido.
Fue entonces que al cortar los elotes, encontraron algunos huitlacoches (elotes convertidos en huitlacoche, derivado de la infestación de un hongo conocido por el mismo nombre, que es denominado científicamente como Ustilago Maydis). Cuentan que inmediatamente se le vino a la cabeza aumentar la plusvalía del mal logrado sembradío que le quedaba al señor Cárdenas, convirtiendo los pequeños elotes en este alimento que comúnmente se “prepara en los diferentes antojitos mexicanos, sobre todo, en las populares quesadillas de huitlacoche”.
“Le comenté a mi amigo Cárdenas que yo recientemente había leído un artículo que hablaba del proceso de producción del huitlacoche, que básicamente tenía que ver con depositar las esporas del huitlacoche ya maduro sobre los demás elotes, aún tiernos. El proceso no parecía tan complicado, y parecía ofrecer una buena alternativa para aumentar el precio de la producción de elotes restantes, pues el kilo de huitlacoche llega a alcanzar hasta los 100 pesos, y una pequeña porción de 200 gramos de huitlacoche enlatado llega a costar hasta 40 pesos”.
El profesor investigador de la Alma Máter continuó narrando que en el afán de apoyar a su amigo productor, comenzó a adentrarse cada vez más respecto al procedimiento para la producción del mencionado alimento mexicano, y le comentó a su hermano, candidato a maestro en Ingeniería en Biotecnología, Israel Macías y a la Maestra en Biotecnología, Marcela Vargas, sobre el proyecto que estaba por emprender con el objetivo de aumentar la plusvalía del sembradío de maíz.
A los pocos días, ya habían leído varios artículos sobre la producción de huitlacoche, incluyendo manuales técnicos de la Sagarpa y otros artículos en la materia, sin embargo, detectaron que el lenguaje y los procedimientos que mencionaban, incluyendo la terminología empleada, era muy compleja para los pequeños productores.
Señaló que lo anterior, los hizo pensar en que era necesario diseñar un método para infestar los elotes y dar pie a un mecanismo simplificado que pudiera ser entendido por cualquier productor.
“Una vez que habíamos resuelto la metodología que emplearíamos para ‘infestar’ los elotes restantes y dar pie a un método simplificado para la producción del huitlacoche, nos dispusimos a visitar nuevamente el sembradío de mi amigo Cárdenas, muy de mañana como todos los trabajadores del campo suelen hacer, y empezar con nuestro experimento”.

Método simplificado para la producción de huitlacoche
Actualmente el “Método simplificado para la producción de huitlacoche”, del que se informará más adelante, se encuentra en proceso de redacción y análisis para Patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, teniendo como responsables técnicos al Dr. Gonzalo Macías Bobadilla, al C. M. en Ing. Biosistemas, Israel Macías Bobadilla y a la Maestra en Ingeniería de Biosistemas, Marcela Vargas Hernández, todos investigadores de la Facultad de Ingeniería de la UAQ.
De acuerdo con el Dr. Ramón Guevara, profesor investigador de la Universidad Autónoma de Querétaro y especialista en Sistemas Biológicos, el primer paso para simplificar el método de la producción de huitlacoche es la obtención de éstos en estado extremadamente maduros, además de que tienen que ser recolectados de la misma parcela, pues explicó que: “El huitlacoche que se obtiene de la misma parcela ya está adaptado a las condiciones bioclimáticas del lugar, lo que aumenta la velocidad de reproducción del mismo, y puede dar pie a que incluso en una semana o 10 días se obtengan resultados”.
Al respecto, el Dr. Macías Bobadilla mencionó que como segundo paso se muelen o se rallan los huitlacoches con el objetivo de obtener sus esporas, es decir, ese polvo negro que sueltan los huitlacoches maduros cuando están secos, y que posteriormente se mezclan con agua limpia y libre de cloro.
“Una vez que se obtiene el ‘agua de huitlacoche’, ésta se vierte en botellas plásticas limpias, pueden usarse botellas de PET usadas y lavadas solo con agua, como las de refresco, y colocarles su respectiva taparrosca, a la cual se le hace una perforación suficientemente grande para dejar salir el contenido y los pequeños residuos que podría contener el agua, propios de la molienda o rallado previamente hecho del huitlacoche”.
Posteriormente, el líquido obtenido se derrama directamente sobre los elotes tiernos; para obtener un mejor resultado se recomienda abrir un poco las puntas de las hojas de los elotes, pues esto permite que el agua llegue hasta el interior del elote.
Para este procedimiento, también se puede utilizar una jeringa con la aguja suficientemente gruesa para que deje pasar el agua hasta el interior del elote, no obstante, el Dr. Macías Bobadilla asegura que hasta el momento se han observado mejores resultados con el método de rociado directo.
“Habrá que dejar pasar al menos una semana para obtener resultados, es decir, elotes convertidos en huitlacoche mediante este método; las condiciones del clima son de gran importancia, pues condiciones de extrema sequía pueden provocar que el método anteriormente descrito no funcione, por lo cual lo ideal es realizar este procedimiento cuando aún se cuenta con lluvias de temporada o sistemas de riego para mantener la humedad en los elotes infestados”.
Los resultados
Por último, indicó que después de 15 días aproximadamente de la aplicación del método simplificado, los resultados que se obtuvieron fueron favorables, pues el 40 por ciento de los elotes sometidos a este procedimiento tuvieron brotes de huitlacoche.
Los resultados también dependen de las condiciones climáticas en las parcelas, por lo que los logros pueden variar.
El método que los investigadores han simplificado tiene como principal objetivo apoyar a los pequeños productores locales para aumentar la plusvalía de los sembradíos mexicanos.


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.