Local

Olvidar a Dios, causa de violencia: Ragoitia

Actualizada 27/11/2014 a las 11:42    
Ragoitia Vega deseó que “ojalá haya orden” y que haya “oídos que escuchen” para que se solucionen los grandes problemas del país.  LUIS SÁNCHEZ

Ragoitia Vega deseó que “ojalá haya orden” y que haya “oídos que escuchen” para que se solucionen los grandes problemas del país. LUIS SÁNCHEZ

Para la Iglesia católica, los actuales conflictos sociales y hasta políticos son porque el hombre se ha olvidado de Dios. Y cuando alguien se olvida de él, “se olvida de sí mismo, y claro, se olvidará de su hermano, y entonces vienen estos actos deshumanizantes”, afirmó el vocero de la Diócesis de Querétaro, Presbítero Saúl Ragoitia Vega, aludiendo al caso Ayotzinapa y el probable retiro de Cuauhtémoc Cárdenas del PRD.
Aunque el olvido data aun desde antes de estas fechas, dijo el Sacerdote al recordar un comunicado que signaron los Obispos de México, hace 14 días, “respecto de todas estas realidades y que se aplica a todo lo que hemos vivido en los últimos años y que estamos presenciando”.
Afirmó que “hay un olvido de Dios”, pues sostuvo que cuando las personas se olvidan de Dios, “empieza a darse todo este ambiente que hoy vivimos en nuestro eje”; refiriéndose al comunicado, del que dijo: “Creo que fue muy claro”.
Recordó que los Prelados afirmaron entonces que “¡basta ya!; no queremos más sangre, no queremos más muertes, no queremos más desaparecidos, no queremos más dolor, ni más vergüenza”.
Explicó que la propuesta de la Iglesia católica es que “necesitamos suscitar el encuentro con Jesucristo, el encuentro con Dios”, cualquiera que sea el concepto que de él tenga cada quien.
Ragoitia Vega dijo que lo anterior “es un referente trascendental” al que debemos recurrir para que impacte en nuestras vidas “y que nos ayude a descubrir nuestra humanidad y a descubrir la humanidad del otro”.
“Cuando alguien se olvida de este referente trascendental, se olvida de sí mismo y claro, se olvidará de su hermano, y entonces vienen los actos deshumanizantes”.
El vocero de la Diócesis de Querétaro deseó que “ojalá haya orden” y que haya “oídos que escuchen”. Por eso expresó que la Iglesia llama a la conversión; pero también a que se genere confianza, “porque hay una gran desconfianza”, aun cuando se habla de reformas.
Dijo que desde los puestos de Gobierno se debe servir a México, “no servirse de él”, e insistió que la preocupación ahora es suscitar el encuentro con Dios; de otro modo, dejó entrever, continuará habiendo un panorama desolador en el territorio nacional.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.