Local

Hacen llamado a los abogados de los partidos

Actualizada 21/02/2015 a las 08:00    
Los magistrados estuvieron en la sesión pública de ayer.  YUNUEN AVILES

Los magistrados estuvieron en la sesión pública de ayer. YUNUEN AVILES

De los asuntos tratados este viernes por el Pleno del Tribunal Electoral del Estado de Querétaro (TEEQ), se desprende que mientras los litigantes en materia electoral deben agotar todas las instancias antes de llegar al Tribunal, la autoridad electoral estatal debe ser más benévola al aplicar la normatividad respecto del fin de los plazos legales para presentar denuncias o cualquier otro recurso.
De acuerdo con observaciones que hicieron por separado los magistrados Cecilia Pérez Cepeda y Sergio Arturo Guerrero Olvera, los abogados que litigan derecho electoral y que prestan sus servicios a los partidos políticos deben tener muy claro que las apelaciones no proceden cuando el proceso correspondiente está en curso.
También deben tener presente que son dos cosas muy distintas las impugnaciones que hacen los militantes sobre aspectos internos de sus partidos, a la promoción de los juicios de protección de derechos político-electorales, los cuales son trastocados hasta que han sido agotadas, sin resultados, todas las instancias internas del partido político de que se trate.
“Cada asunto es una historia, cada asunto es un agravio”, dijo la magistrada Pérez Cepeda aludiendo que, sin embargo, deben aplicarse los criterios en la materia, asumidos por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.
“Tiende a ser una práctica” aquí lo relacionado a la tolerancia de los plazos legales para presentar apelaciones, inconformidades, contestaciones, etcétera, expresó por su parte el magistrado Guerrero Olvera.
Lo dijo porque en uno de los asuntos atendidos por el Pleno del TEEQ en su sesión pública de ayer, en el cual ratificaron la sentencia dictada por el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Querétaro, se manejó la figura de extemporaneidad, pues el quejoso impugnó una resolución de la autoridad, un minuto después del término del plazo legal para hacerlo.
Guerrero Olvera apeló a la moderación y sentido común que debe haber en estos casos por parte de la autoridad respectiva, debido a que por múltiples razones el quejoso puede llegar un minuto tarde y no por ello cabría aplicar de manera tajante el concepto de la extemporaneidad, y no por ello, aseguró, “se afecta el principio de certeza”.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.