Local
CABALLEROS DE COLÓN

Despiden familiares y amigos al Dr. Obregón

El eminente doctor era colaborador fundador de Plaza de Armas y director del Archivo Histórico de Querétaro

22/06/2015 a las 06:00    
Personaje de Querétaro  Al doctor Edmundo Obregón, se le considera una de las mentes más brillantes que ha dado Querétaro.  BERENICE ONTIVEROS

Personaje de Querétaro Al doctor Edmundo Obregón, se le considera una de las mentes más brillantes que ha dado Querétaro. BERENICE ONTIVEROS

Rodeado de su familia y de quienes lo aquilataron y lo quisieron, el doctor Alejandro Edmundo Obregón Álvarez se despidió para siempre, luego de la misa de funeral que ofició el Padre Ramón Gutiérrez González en la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en la Colonia Álamos de esta ciudad.
“Les aliento a vivir con esperanza, con la esperanza de la fe, este acontecimiento que humanamente es muy doloroso, pero que desde la fe es muy reconfortante por la eternidad que nos aguarda”, dijo el oficiante.
Invitó a la familia de uno de los colaboradores de El Periódico de Querétaro a recordar “lo que ellos ya saben: que nuestra vida no termina aquí, que no se acaba con la muerte, sino que comienza con la morada terrenal que Dios ha ido a prepararnos y que allá nos recibirá el Señor, lleno de esperanza”.
En la hermosa Capilla de la Parroquia, el Padre Ramón aseguró que “el doctor Alejandro ha sido una persona muy activa en esta comunidad parroquial. Nosotros estamos agradecidos por su testimonio (y) por su amistad. Su familia es muy allegada a esta comunidad parroquial”.
El féretro estaba cobijado con la bandera de la comunidad religiosa Los Caballeros de Colón, de la que el doctor Obregón Álvarez fue tesorero hasta antes de su fallecimiento, la madrugada de este sábado, y cuyo capellán es el Sacerdote Gutiérrez González.
Ataviados con su ropaje tan parecido a la vestimenta en los tiempos medievales, al término de la misa los Caballeros hicieron una valla desde la puerta del Templo hasta donde la carroza, y casi blandiéndolas, lucieron sus espadas al paso del ataúd del historiador.
Al salir de la Parroquia, la caja mortuoria llevaba encima un arreglo floral que a su amigo le envió el senador Enrique Burgos García, en cuyo sexenio gubernamental el doctor Obregón Álvarez desempeñó el cargo de secretario de Educación.
Las flores fueron retiradas y colocadas cerca de otros arreglos florales, que eran unos cuantos, acaso cinco, que al doctor le enviaron algunos de tantos que lo conocieron, y que descansaban en el lado derecho de la entrada a la iglesia.
Entre los últimos recuerdos que el doctor Alejandro Edmundo Obregón Álvarez dejó para siempre está la narrativa “Brujerías Tzeltales”, última narración de la serie “Mitos, fantasías y leyendas”, que PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, publicó el domingo 14 de junio de este año, y que replicó en sus páginas ayer como un homenaje póstumo a quien fue parte de esta casa editorial desde su nacimiento.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.