Local
FAMILIA

Frenar bodas gay demanda el Obispo

Solicita a los diputados consultar al pueblo cuando analicen el tema del matrimonio

22/06/2015 a las 06:00    
Etiquetas
OBISPO

Reverente: Carmelita Zuñiga, expresidenta municipal de Querétaro y diputada electa a la LVIII Legislatura del Estado, besa el anillo pastoral del Obispo Faustino Armendáriz, al término de la misa oficiada este domingo en Catedral para papás y políticos.

En la homilía de la Misa de Acción de Gracias que encabezó ayer en la Catedral, con la que celebró el Día del Padre, Monseñor pidió para que Dios interceda defendiendo el matrimonio entre hombre y mujer, as

En la homilía de la Misa de Acción de Gracias que encabezó ayer en la Catedral, con la que celebró el Día del Padre, Monseñor pidió para que Dios interceda defendiendo el matrimonio entre hombre y mujer, así como a la vida.

Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de Querétaro, expresó que el matrimonio está compuesto por un hombre y una mujer según el Evangelio y la visión del pueblo, esto al ser cuestionado sobre la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que declara inconstitucionales aquellas legislaciones que prohíban los matrimonios entre personas del mismo sexo.
A los legisladores les pidió consultar al pueblo cuando traten el tema del matrimonio y su legislación, porque ellos son representantes “del pensamiento y la fe del pueblo”.
El Prelado pidió a los legisladores de los estados hacer conciencia al abordar este tema, ya que sus matrimonios están compuestos por hombre y mujer.
“Hacer conciencia de que, si no todos, la mayoría, constituye su matrimonio ellos como hombres y mujeres, y una pareja heterosexual”, afirmó en entrevista
En la Homilía de la Misa de Acción de Gracias que encabezó ayer en la Catedral, con la que celebró el Día del Padre, Monseñor pidió para que Dios interceda defendiendo las uniones entre hombre y mujer, así como la vida, “que es un derecho, no una alternativa”.
Además, el Obispo señaló que la humanidad no podrá jamás prescindir de la misión que la paternidad realiza en pro de la vida y de la familia, ya que enseña en la tierra la misma paternidad de Dios.
El Hombre -continuó- está llamado a garantizar el desarrollo unitario de los miembros de la familia; tarea que realizará mediante una generosa responsabilidad por la vida, concebida junto al corazón de la madre, un compromiso educativo compartido con la propia esposa, lo cual será un trabajo que no disgregue nunca a la familia, sino que la promueva en su cohesión, asintió Monseñor.
La Iglesia, en tal contexto, testimoniará a los seguidores de Cristo que el matrimonio es entre hombre y mujer, reiteró.
“Sin duda nosotros seguimos aceptando el mandato de Dios: hombre y mujer es el matrimonio”, asintió.
Cabe recordar que el pasado 14 de junio la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que cualquier ley que prohíba la unión entre personas del mismo sexo es inconstitucional.
Después de esto la Corte ordenó publicar en el Semanario Judicial una jurisprudencia mediante la cual establece que “la ley de cualquier entidad federativa, que por un lado considere que la finalidad del matrimonio es la procreación y/o que lo defina como el que se celebra entre un hombre y una mujer, es inconstitucional”.
Precisó que la finalidad constitucional del matrimonio es la protección de la familia, por lo que calificaron como “no idóneo” que algunas legislaciones limiten su función a la procreación.
Ante esto, los Obispos católicos del país manifestaron su rechazo a la determinación de la SCJN, que abre la puerta al matrimonio homosexual.
La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) consideró que la jurisprudencia emitida por los magistrados en el sentido de que son inconstitucionales los códigos civiles que definen el matrimonio como la unión entre hombre y mujer, contraviene los principios del federalismo, ya que las regulaciones de cada entidad responden a una realidad concreta.
“Reiteramos nuestra convicción, basada en razones científicas, sociales y religiosas, que la familia, célula de la sociedad, se funda en el matrimonio de un hombre con una mujer, que por su capacidad procreativa garantizan la supervivencia de la sociedad. De ahí que, por ser de eminente interés social, el derecho civil confiera a esta unión un reconocimiento institucional, que el Estado ha de promover y tutelar para el bien común”, sostuvo en un comunicado.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.