Local
RECIBIÓ EL CARIÑO DE VARIAS GENERACIONES

Conmueve muerte de Whisky

28/06/2015 a las 06:00    
La familia Aubert Peñaloza colocó un letrero de despedida a nombre del mono araña que vivió más de medio siglo en el árbol de la esquina de Avenida del 57 y la calle Ignacio Pérez.  LILIA ROSALES

La familia Aubert Peñaloza colocó un letrero de despedida a nombre del mono araña que vivió más de medio siglo en el árbol de la esquina de Avenida del 57 y la calle Ignacio Pérez. LILIA ROSALES

Se ha ido uno de los distintivos peculiares del primer cuadro de la ciudad, el changuito “Whisky”, que durante medio siglo vivió con la familia Aubert Peñaloza, en la casa que está en la esquina de Avenida del 57 y la calle Ignacio Pérez, una cuadra al norte del monumento a Francisco I. Madero.
Al amanecer de este sábado, la familia se dio cuenta de que el monito araña había fallecido, y entonces la noticia de su muerte se empezó a propalar por las vecindades y los vecinos de los Aubert Peñaloza fueron a la casa a ver al changuito que tenía 52 años de edad. La noticia siguió esparciéndose. Así que después, gente de otras partes fue llegando hasta ese domicilio, a despedirse de Whisky.
Irene Aubert dice que el monito llegó a casa cuando tenía entre 8 meses y un año de edad; fue regalo para uno de sus tíos. Sus abuelos tenían una perrita que la llamaban Tequila y un perro al que nombraban Ron. Así que cuando llegó el changuito le tocó el nombre de Whisky.
El monito tenía una cadena al cuello, que además le servía para guiarlo hasta su casa, trepada en la copa de un árbol frondoso que hay en el patio. En ese entorno Whisky se sentaba sobre las raíces del árbol, o se escondía detrás del tallo, o se quedaba dentro de su casa.
La gente iba a conocerlo, pero también a saludarlo y hasta a intentar jugar con él, según cuenta Irene. Felipe Aubert Peñaloza dice que el animalito vivió tanto tiempo debido al cariño que recibió de la familia, que lo consideró como parte de ella, lo cuidó y jugó con él hasta sus últimos minutos.
Irene dice que los monos de esta especie duran entre 30 y 35 años. Cuenta que Whisky era apacible, “ya sabía que aquí era su casa”, aunque hace años se salió de la casa, el tráfico vehicular se detuvo, y como ya lo conocían, el changuito regresó a casa sin mayores problemas.
Felipe cree y está seguro de que el monito fue parte de Querétaro. Lo dice a partir de que él hizo su infancia, su adolescencia y su juventud al lado del changuito; y se le quiebra la voz al recordar a la mascota de él y de tantos queretanos que ayer le llevaron flores, globos, regalos. Tanto lo querían.
Whisky comía fruta y bebía agua, hasta que con la decrepitud encima fue perdiendo los dientes y luego casi la vista. Por eso, sobre el tallo del árbol los Aubert Peñaloza colocaron un letrero en el que, a nombre del changuito, a la gente le pedían no le diera de comer nada porque él tenía su comida especial.
Eran alimentos con vitaminas, propios para niños, dijo Felipe luego de que Irene recordó que en los días anteriores el changuito empezó a tener poco apetito; y escaso de la vista como estaba, se guiaba con la cadena para subir el árbol y entrar en su casa.
Hace 2 años, los Aubert Peñaloza colocaron en la fachada de la casa un letrero enorme en el que le decía a los queretanos que Whisky estaba cumpliendo medio siglo de vida. Entonces el changuito rebosaba todavía alegría.
El viernes en la noche, recuerda Irene, Whisky estaba con la familia. Ellos lo animaban y jugaban con él, hasta que fue la hora en que el animalito saliera rumbo a su casa, donde lo encontraron muerto la mañana de este sábado. Así que desde ahora, los que cuenten las historias de esta ciudad, tienen que hablar de Whisky, el changuito de la 57.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.