Local
A SEIS AÑOS DE SU MUERTE

Otra vez alternancia, Ezequiel

Actualizada 29/06/2015 a las 07:26    
pluma roja

pluma roja


PARA EZEQUIEL MARTÍNEZ ÁNGELES
Estábamos en la sala de su casa. El peso de la enfermedad que ya lo agobiaba desde hacía tiempo se le notaba en el rostro desmejorado, afilados los pómulos, la cara adelgazada, igual que el cuerpo, y, sin embargo, su mente la mantenía lúcida. Tanto, que todavía Ezequiel analizaba con nosotros los tiempos políticos de entonces.

Reporteros: Sergio A. Venegas Alarcón, Ezequiel Martínez y Jorge Vargas, en entrevista con Mariano Palacios Alcocer al inicio de su Gobierno. FOTO: JUAN UGALDE.


-Yo también no creo que retengan la gubernatura –dijo, aludiendo las elecciones que estaban a punto de suceder. Ocho días después, el PRI recuperó la mayoría de las posiciones, comenzando por la titularidad del Poder Ejecutivo.
Desde hacía unos días lo visitábamos cada miércoles en la mañana. Se sentaba en un sillón individual, delante de sus libros, nosotros en los sillones largos que estaban a los lados. Platicábamos de nimiedades y de los hechos contemporáneos; a veces brincaba en las conversaciones alguna broma, que también él celebraba.
En medio de su gravedad, buscaba hacernos agradable la visita y nos obsequiaba refrescos. Así que ni en esos momentos finales olvidaba la cortesía de amigos que tuvo desde siempre.
Cuando salíamos de su casa, lamentábamos el deterioro de su salud, que iba creciendo incontenible; y nos sorprendía, sin embargo, que aún en esas condiciones tan penosas, sabiendo él ya lo que vendría, dejara de lado el dolor y conviviera, casi como lo hacía cuando rebosaba plenitud.
Ese miércoles 25 de junio de 2009, contrario a la costumbre de los anteriores días miércoles, puesto de pie, cerca de la puerta de la sala, nos despidió con un abrazo.
La muestra de afecto nos sorprendió. No era que no abrazara a sus amigos; era que lo hubiera hecho ese día si antes no nos habíamos abrazado al despedirnos, cuando le hacíamos la promesa de que volveríamos.
Pero ya no hubo otro miércoles. Cuatro días después falleció.
Y mira lo que son las cosas, Ezequiel. Ha habido otra vez alternancia. ¿Te la habrías imaginado?... Qué..., ¿un cafecito en el portal de PLAZA DE ARMAS?...
…Ya te hemos contado algunas cosas. Este sábado, dos días antes de esta fecha, te volvimos a recordar. Como cada año, en esta nuestra casa editorial, Sergio recordó tus virtudes. Lo hizo con mucho afecto, porque todavía no te has ido. Porque todavía estás aquí.
Ahora cuéntanos de cómo es allá, donde tú estás.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.