Local
ELECCIONES 2015

Realizan balance de los comicios electorales

Actualizada 01/07/2015 a las 07:42    
Los dirigentes de las  principales fuerzas políticas hacen un corte de   caja tras elección que transformó la  geopolítica estatal.  ARCHIVO / ARON COVALIU

Los dirigentes de las principales fuerzas políticas hacen un corte de caja tras elección que transformó la geopolítica estatal. ARCHIVO / ARON COVALIU

Dirigentes políticos y estudiosos en la materia electoral tienen distintas opiniones acerca del resultado final e inesperado de los comicios del domingo 7 de junio en Querétaro, desde admitir errores en las estrategias electorales partidistas, pasando porque tenemos una democracia que apenas comienza, hasta afirmar que no existen métodos para asegurar la victoria; sin menoscabo todo eso de que el elector queretano es silencioso, hasta el punto de que, contrario a lo que esta vez revelaron las encuestas, sorprendió la decisión que plasmó en 812 mil boletas electorales.
Esto se desprende de un sondeo realizado por PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, entre los presidentes de la mayoría de los 10 partidos políticos que contendieron -porque algunos nunca fueron localizados y otros simplemente no fijaron una fecha para conversar- y algunos especialistas, quienes desde ópticas distintas pusieron sobre la mesa sus opiniones, fundadas en la experiencia y el conocimiento que tienen en el ámbito electoral.
Vista desde estos ángulos, la contienda electoral este año reflejó -según coincidió la mayoría de los entrevistados- que si bien tuvieron que ver algunos desarreglos de la vida cotidiana urbana, los votantes han aquilatado el valor de su voto, con el que este año demostraron otra vez, como lo han venido haciendo desde los últimos seis procesos electorales locales, que esa es la forma que tienen para exigir atención a sus derechos y demandas comunitarias, más allá de la efectividad que pueda tener la mercadotecnia electoral, por muy sofisticadas que hayan sido las herramientas de las que echaron mano los que diseñaron las campañas mediáticas.
Así pues, de este sondeo se desprende que contrario a la creencia popular que se tenía, de que quien regala más productos alusivos asegura la votación a su favor, la realidad es que sigue siendo una ilusión suponer que cualquier obsequio compromete la decisión del votante, cuando es el entorno diario que vive el elector el que orienta el sentido del sufragio.
Un hecho importante que se apreció en las entrevistas fue que a diferencia del discurso político manejado en tiempos de competencia, en el que prevaleció la seguridad del triunfo por parte de los que lo presentían en su favor -y casi todos decían que iban a ganar-, los políticos entrevistados admitieron al cabo de los vaivenes de la jornada electoral la existencia de una realidad que en silencio habría movido el destino de la votación, mientras que quienes miraron los comicios desde los conocimientos y experiencia que tienen en el ramo dejaron en claro dos cosas: una, debemos aprender de esta jornada electoral y ser más críticos cada vez para encontrar nuevas formas y maneras de organizarnos como sociedad; y dos, es necesario que el legislador revise la ley respectiva y que a sus análisis invite a las autoridades electorales y a los candidatos independientes inclusive. Porque los que participaron vivieron estos comicios de tal forma, que en los hechos existe un hueco grande entre su experiencia y la normatividad aprobada por el Congreso del Estado.
De lo anterior deriva también que partidos políticos, legisladores y autoridades electorales están obligados a prestar especial atención a las candidaturas independientes, pues aunque no tuvieron en Querétaro el éxito que se habría esperado, y aunque para algunos los candidatos independientes no lo fueron tanto, el hecho de que en otras latitudes del país hayan sorprendido sus aportaciones, en la práctica parecen enderezarse como una nueva forma de expresión democrática que tienen los electores en México, aun cuando en el caso local los contendientes independientes hayan encontrado algunas trabas para alcanzar su objetivo.
Para dibujar esta panorámica, conversaron con El Periódico de Querétaro Mauricio Ortiz Proal, líder del PRI; Carlos Lázaro Sánchez Tapia, presidente del Consejo Estatal del PRD; Sinuhé Piedragil Ortiz, dirigente de Morena; Gabriela Moreno Mayorga, comisionada política nacional del PT; Gustavo Buenrostro Díaz, líder de Encuentro Social; José Luis Aguilera Ortiz, de Movimiento Ciudadano; Alejandra Martínez Galán, consejera electoral federal, y José Vidal Uribe Concha, expresidente del Consejo General del otrora IEQ.
La derrota del PRI
Para Mauricio Ortiz Proal la derrota de su partido, el PRI, se debió -entre otros factores- a “la impericia política en la comunicación que tuvimos. Lamentablemente nuestra propuesta política no fue entendida a cabalidad por la sociedad queretana”.
Desde la oficina de la presidencia estatal del Revolucionario Institucional, este joven político admite que los tricolores nunca esperaron el escenario del domingo 7 de junio. “Albergábamos un razonable optimismo en los números que nosotros teníamos”.
Aunque se siente orgulloso del trabajo partidista que miles de priistas desplegaron en el estado, y aunque se asume como “corresponsable de la lamentable condición por la que atraviesa mi partido”, Ortiz Proal considera que esta situación obliga al priismo queretano a replantearse qué clase de trabajo político habrá que hacer con miras a las próximas elecciones.
Eso sí, dice, será necesario poner énfasis en la comunicación personal con la gente y en el acercamiento cotidiano y permanente con la sociedad. Porque, afirma, “las elecciones son lecciones y esta lección es muy importante”. Tanto, expresa, que los del PRI tendrán que trabajar en condiciones distintas, tendrán que ser, en la nueva era que comienza el día 26 de septiembre en el Congreso del Estado, “una oposición responsable, propositiva y prudente, pero también enérgica y categórica cuando tenga que serlo”.
El presidente estatal del PRI explica que la derrota electoral se debió también a que la sociedad ha cambiado mucho y no cree en el acontecer diario de la política y de los políticos “que forman parte tradicional del sistema”, de tal modo que no es casual que haya habido un abstencionismo del 43 por ciento, cuando hasta el 2012 fue de 34 por ciento.
Si lo anterior debe llamar la atención de los partidos políticos y aun de las autoridades electorales, dice, también debe llamarla para que ya no vuelva a suceder, el hecho de que 30 por ciento de los funcionarios de casilla no cumplieran con su deber y hubiera necesidad de suplirlos con gente que estaba formada para votar, pero que no estaba capacitada; igualmente, afectó la tardía apertura de varias casillas, expresa, pues hubo personas que tardaron hasta tres horas para sufragar, este fastidio incidió negativamente en la votación.
Hace una retrospectiva y entonces dice que, teniendo “al mejor candidato al Gobierno del Estado, Roberto Loyola Vera, un hombre honesto, pulcro, preparado, inteligente y capaz, no visualizábamos ese escenario”.
De cara a la realidad, el dirigente político expresa que lo que sucedió el domingo 7 de junio obliga al partido a reagruparse y redimensionarse para empezar a trabajar en un proyecto político “en el que quepan las mujeres y los hombres que quieran desde el PRI transformar la realidad social de Querétaro”.
Ortiz Proal asume su responsabilidad: “Yo me siento corresponsable de la lamentable condición por la que atraviesa mi partido. Seguramente como dirigente yo hice cosas que pude haber hecho mejor. Lo que les puedo garantizar a todos es que nunca actué con dolo o mala fe, y que todos los esfuerzos que busqué implementar desde el partido, tuvieron como única intención y objetivo fortalecer a la institución y potenciar sus posibilidades de triunfo”.
La izquierda dividida
Para el expresidente del PRD en Querétaro, Carlos Lázaro Sánchez Tapia, la elección de este año es “a todas luces extraordinaria” a nivel local y nacional, dado el alto índice de abstencionismo y el desgaste que traían los principales partidos y los actores políticos en los últimos 3 años, desde el Presidente de la República.
En la que fue su casa de campaña, comenta que si la reforma electoral incluye además de nuevos partidos políticos, candidatos independientes, entonces crece la diversidad política, hasta el punto de que si concursaron esta vez 10 partidos políticos, es obvio que la votación se dividió y entonces los principales institutos no están representando realmente a las mayorías.
En el caso del PRD, explica, el partido cruza por un riesgo, que es la división de las izquierdas. Se nota más en 2009, recuerda, cuando Andrés Manuel López Obrador llama a votar por otros partidos políticos.
“Hoy vivimos nuevamente esta división de la izquierda, aún más fragmentada, con un nuevo partido político como es Morena”.
En estas circunstancias, Sánchez Tapia admite que su partido decreció este año, pues era natural que el voto para la izquierda se dividiera.
Hace una retrospectiva rápida de la votación para su partido en el estado: en 2006 tenían 14 por ciento, pero 3 años después caen al 3 por ciento, aunque se recuperan en 2012 al llegar al 7.4 por ciento. Actualmente, el PRD se quedó con 3.4 por ciento de la votación total efectiva.
El también presidente del Consejo Estatal del PRD acepta que esta vez “hubo un voto de castigo para las principales fuerzas políticas” en México y en Querétaro esto se refleja, precisa, en que PRI, PAN y PRD no crecieron en votación este año respecto a 2012.
El caso de Movimiento Ciudadano
En este contexto, de los 10 partidos políticos que contendieron, Movimiento Ciudadano destacó por los escándalos públicos en los que se vio envuelto. No solo porque un familiar cercano al presidente estatal, José Luis Aguilera Ortiz, fue acusado de violación, también porque él y sus familiares aparecieron de pronto como propietarios de tantos inmuebles que el valor millonario de los mismos obligó a preguntarse cómo, en tan pocos años y sin antecedentes de tanta riqueza, los dueños de este instituto político son millonarios.
En esta ola de escándalos, Aguilera Ortiz ofreció primero su apoyo al candidato del PRI a la gubernatura, advirtiendo que, de no tener respuesta favorable, apoyaría al del PAN, hecho que finalmente hizo; después lanzó de candidato a gobernador a Salvador Gabriel López Ávila, el abogado que en otros tiempos habría atendido asuntos del aspirante albiazul a la gubernatura y el que ante estudiantes de una universidad privada nunca supo decir cuándo fue fundada esta ciudad; y finalmente, unas horas antes de los comicios, en las instalaciones del propio partido fueron quemadas un montón de boletas electorales apócrifas.
Sin embargo, José Luis Aguilera Ortiz no se inmuta. En una rueda de prensa que ofreció días después de los comicios, aseguró que alguien tiene mala fe con Movimiento Ciudadano, por eso el partido está al borde de perder su registro.
Dijo: “¿Por qué fue esta situación de estar tan próximos, de que haya una mala intención, le llamo yo, o esas casualidades, de que le quiten votos a Movimiento Ciudadano? Bueno, pues se la querían cobrar. Es una factura que le querían cobrar a Movimiento Ciudadano. Yo insisto mucho en que tuvimos que pagar un costo, un riesgo. Los votos de la ciudadanía al final de cuentas se manifestaron. Dijeron: Vamos a asegurar un triunfo, en este caso, de la alternancia; y así fue”.
También se refirió al pago que presuntamente el PAN le daría por haber participado en la contienda apoyando al candidato albiazul a gobernador: “Alguien me ha preguntado ‘oiga, ¿y le va a dar chamba Pancho Domínguez, le va a pagar el favor?’. No, yo no necesito trabajo. En todo caso en enero, he recibido invitaciones para incorporarme al Gobierno del Estado de Puebla. Será valorado por mí. No estoy diciendo que lo voy a aceptar”.
Como si nada hubiera pasado, Aguilera Ortiz dijo que su participación política no corre riesgos. “Alguien me preguntaba: ‘¿Y su futuro político?’. Políticamente mi participación está asegurada. A mí no me van a correr, si es que la sentencia viene en ese sentido de perder el registro, no me van a correr. Vamos a reorganizar el partido y en enero habrá una nueva dirigencia”.
El trabajo de campo
En cambio, el partido Movimiento Regeneración Nacional
(Morena) aplicó desde el año anterior una fórmula básica, necesaria para que siendo un partido nuevo pudiera alcanzar 35 mil votos (5.4 por ciento de la votación total efectiva): la visita domiciliaria.
“Hicimos trabajo desde abajo”, afirma el presidente estatal, Sinuhé Piedragil Ortiz.
Dice en sus nuevas oficinas que lo hicieron previendo que a los partidos tradicionales les iría mal, sobre todo a los que se aliaron con el PRI.
“La gente está enojada por tantas ineficiencias, por tanta corrupción, por la manipulación política”, expresa.
Les fue mal sobre todo, asegura, porque aprobaron la reforma energética: “Entregaron el petróleo mexicano”.
El dirigente político considera que la caída de la votación de los principales partidos políticos se debió también “a la corrupción desmedida, a los moches del poder, a la falta de transparencia y de honestidad”.
Cree que uno de los factores que incidieron para que ganara el PAN fue, en efecto, el sistema de transporte urbano de pasajeros Red Q, por su mal diseño, asegura.
“Lo hicieron en el escritorio, cuando debían de haberle preguntado a la gente”. Dice que el problema es de origen. “Debieron haber hecho antes una encuesta entre los usuarios y los operadores”.
Coincide con algunos de los entrevistados, en el sentido de que el índice de abstencionismo que hubo esta vez, del 43 por ciento contra el 34 por ciento en elecciones anteriores, debe alertar a los partidos políticos y a los Gobiernos.
No solo porque parece ser una señal de descontento, también porque al no ir a las urnas los queretanos están mandando un mensaje que a los actores políticos les toca descifrar.
El robo de votos
Gabriela Moreno Mayorga, comisionada política nacional del Partido del Trabajo (PT) en Querétaro, difiere de los anteriores diagnósticos.
Su partido apoyó en candidatura común a Roberto Loyola Vera (PRI) por convencimiento de que “era el mejor candidato”.
Sin embargo, ella se queja del robo de urnas, del “contubernio del IEEQ”, de que hayan faltado 25 por ciento de los funcionarios de casillas, de la compra de votos que “operó muy fuerte en todo el estado”, lo que provocó, asegura, “que con el pánico, con el estrés, la gente tuviera miedo de salir a votar”.
Pero no se da por vencida.
“Los proyectos de los candidatos son un proyecto del partido que continuarán adelante, porque tienen un sentido eminentemente social”, dice, y recuerda que si actualmente el PT tiene regidores en los Ayuntamientos de Cadereyta de Montes, San Juan del Río y Corregidora, podrá tenerlos también en los municipios de Pedro Escobedo y de Ezequiel Montes, donde compitió en alianza con el PRI.
En las oficinas del partido, Moreno Mayorga dice que no es menos importante que en alianza con el tricolor hayan ganado la diputación del XI Distrito Electoral local, con Héctor Iván Magaña.
El contexto nacional
Igual que el PT, el Partido Encuentro Social (PES) no alcanzó el registro como instituto político. Empero, afirma el presidente estatal, Gustavo Buenrostro Díaz, el asunto de las elecciones locales “debe ser analizado y contextualizado a nivel nacional”, porque lo de Querétaro “es un caso especial”, a partir “del buen Gobierno” de José Calzada Rovirosa, afirma, y de que “Roberto Loyola era un buen candidato”.
Aun así, frente a una taza de café, se queja también de que mil presidentes de casilla de los 2 mil 428 no hayan estado presentes, y de la “lucha de estructuras partidistas, que nunca les importó el sufragio”.
Le parece también muy preocupante que 5 por ciento de los 812 mil votos haya sido anulado, “si esos fueran un partido, serían la cuarta fuerza política”, dice.
Le parece que los resultados de estas elecciones son “un rechazo a la partidocracia, al sistema político caduco, que ya no funciona”, pero también “a la impunidad, corrupción y a la inseguridad pública”.
La solución, afirma el dirigente estatal del PES, “es encontrar nuevas formas de hacer política”, mediante las cuales sea impulsado un nuevo desarrollo de los comicios, “como la segunda vuelta y la revocación de mandato”.
El aprendizaje
José Vidal Uribe Concha es expresidente del otrora Instituto Electoral de Querétaro y una de las voces autorizadas en materia de elecciones. En un restaurante al norte de la ciudad, sostiene que las votaciones de este año “son de aprendizaje”, pues ratifican “que los ciudadanos tienen en sus manos el poder de decisión y ante ese poder pueden ratificar o revocar” el Gobierno al partido oficialista de que se trate.
“La enseñanza ratifica ese comportamiento tan variable del elector, y eso es la esencia de la democracia, que significa incertidumbre en los resultados”, sostiene. Porque, explica, “no existe un mecanismo que vaticine los triunfos”. Así que entonces “los datos electorales son historia; se parte de cero en cada elección”.
La experiencia que ha adquirido a lo largo de tantos años le hace afirmar que el elector “es silencioso”, de tal manera que su voto no lo compran los regalos de los candidatos. “Los ciudadanos se involucran silenciosamente cada día y el día de las elecciones definen”. Afirma que el ciudadano está atento, “es consciente de lo que significa su voto”.
Las candidaturas independientes
A Uribe Concha y a la consejera electoral federal Alejandra Martínez Galán les ha tocado desde distintos niveles la evolución de los comicios. Consideran entonces necesario flexibilizar la figura de las candidaturas independientes, revisando la ley para saber si los requisitos actuales son factibles o no.
En su oficina, Martínez Galán sostiene que esta figura es una opción distinta para el ciudadano, pues el régimen de Gobierno no está respondiendo a las necesidades de la gente; sin embargo, asegura que dichas candidaturas no serán efectivas en tanto tengan tantos candados como tienen.
Expresa que si nuestra democracia está en pañales, toca a los partidos políticos reformar la ley a través de sus diputados, para que además de flexibilizar los requisitos de tales candidaturas, sean una realidad también las consultas ciudadanas como una de las nuevas formas de organización que alcance la sociedad.
La revisión de la legislación electoral debe incluir a las autoridades electorales y a los candidatos independientes, dice el expresidente del otrora IEQ. “Hay condiciones ciudadanas para seguir creciendo en estas figuras”, afirma.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.