Local

Rescata historia de Querétaro

ILSA AGUILAR Actualizada 02/07/2015 a las 07:58    
Divo de Bernal: El cronista Andrés Garrido del Toral, anoche en la presentación de su más reciente obra, flanqueado por Mario Arturo Ramos y Aurelio Olvera.  YUNUEN AVILES

Divo de Bernal: El cronista Andrés Garrido del Toral, anoche en la presentación de su más reciente obra, flanqueado por Mario Arturo Ramos y Aurelio Olvera. YUNUEN AVILES

“Crónicas peregrinas”, la reciente obra de Andrés Garrido del Toral, se presentó anoche en la Sala Profundis del Museo Regional. El cronista del estado narró a un público atento sus historias con el tono de humor que lo caracteriza, acompañado por Mario Arturo Ramos y Aurelio Olvera Montaño, ambos amigos cercanos.
El evento fue amenizado por música que le dio un tinte muy hogareño. Cabe resaltar que el libro reúne 53 crónicas con historias y memorias de Querétaro.
La presentación contó con un auditorio lleno, en el que hubo personalidades como el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Carlos Septién Olivares, y la decana del PAN, Natalia Carrillo, además de académicos, amistades, familiares y seguidores del trabajo de Garrido del Toral.
Olvera Montaño comentó que “Crónicas peregrinas” se suma a los más de 30 libros de Historia y de Derecho escritos por Andrés Garrido. Y agrega que en su nueva obra se hace un recorrido de testimonios y acontecimientos de la historia y vida de Querétaro, permitiéndonos disponer de la identidad de los personajes que han dejado huella en el estado.
Mostrando un extenso gusto por la historia de Querétaro, Aurelio calificó el libro de Garrido como una obra que permite al lector dar cuenta del peregrino católico y también del peregrinar cotidiano. Resaltó la labor cronista por estar nutrida de la historia. Y finalmente, felicitó a Garrido por su valioso trabajo, y a todos los cronistas que han permanecido.
“Orgullosos de Andrés por su trayectoria, conscientes de su estilo de vida, y de haber puesto en alto con su labor al estado de Querétaro”.
Posteriormente, la intervención de Ramos enfatizó que “Crónicas peregrinas” es un libro escrito por queretanos para queretanos. Dijo que Garrido muestra un trabajo colaborativo que rescata la memoria del estado de Querétaro. Y resalta que en 201 páginas el lector encontrará anécdotas y leyendas, con un tono humorístico y documental. Incluso se detiene y hace la invitación a revisar la crónica “Una peregrina historia de Querétaro”, y aún más, indaga en la curiosidad del lector, invitando a leer la página 165. Desde la mirada y pensamiento de Ramos, la crónica que inicia en esa página enriquece la historia de Querétaro.
Al igual que Aurelio, Ramos expresa su admiración a la crónica y particularmente a la escrita por Garrido.
Finalizó diciendo que el libro lo llena de nostalgia, pero también lo revitaliza sabiendo que es un libro del cual también es parte. Pensamiento que nos trasmite a manera de anécdota, diciendo: “Al entrar por la puerta trasera (del Museo) me encuentro con la nostalgia que se ha revitalizado esta presentación”.
Posteriormente, el cronista del estado de Querétaro introdujo su participación diciendo que él nunca se va jubilar aunque deje de ser el cronista oficial del estado de Querétaro, que él siempre será universitario. Así que ya sabemos que Garrido nunca dejará de escribir.
Por último se repartieron entre los asistentes 500 ejemplares de esta obra.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.