Local
AMPAROS SENTENCIAS DE MUERTE

IGLESIA EN CONTRA DE LA MARIHUANA

Actualizada 16/11/2015 a las 07:15    
Papable: Faustino Armendáriz, Obispo de Querétaro, participó ayer en una misa celebrada en Santa Rosa de Viterbo, con el Cardenal Peter Turkson, presidente del Congreso Pontificio de Justicia y Paz de El Vaticano, mencionado en las ternas del último Cónclave en Roma. Posteriormente visitaron a la Patrona de la Diócesis, en Soriano.  FOTO: @EQMISIONERO

Papable: Faustino Armendáriz, Obispo de Querétaro, participó ayer en una misa celebrada en Santa Rosa de Viterbo, con el Cardenal Peter Turkson, presidente del Congreso Pontificio de Justicia y Paz de El Vaticano, mencionado en las ternas del último Cónclave en Roma. Posteriormente visitaron a la Patrona de la Diócesis, en Soriano. FOTO: @EQMISIONERO


Es la sociedad la que debe oponerse a aquello que la destruya, como la despenalización de la marihuana, situación a la que se opone la Iglesia Católica, pues someter el tema a debate no es sino “abrir un hoyo para tapar otro hoyo. La solución yo creo que está en la misma sociedad: el levantar la voz y decir no a todo lo que sea, que tenga, el sabor a corrupción”.
Esta es la opinión de Monseñor Faustino Armendáriz Jiménez acerca de la consulta pública sobre el tema, según anunció la Secretaría de Gobernación.
Dijo que en la Iglesia Católica “lamentamos que la cultura de muerte siga campeando”. Expresó que tenemos que pensar en las familias al escuchar iniciativas, como la de la despenalización.
“Inmediatamente el primer referente es el alcohol: cuántas familias destruidas, no se controla, lamentablemente”, dijo el Obispo de Querétaro.
Refirió la apertura frecuente de más tiendas de conveniencia, y afirmó que esos establecimientos “son expendios, son espacios para adquirir más y más bebidas alcohólicas. Y eso no se ha podido controlar”.
De cara a lo anterior, hay que imaginar la legalización de una droga, dijo el Prelado y preguntó: “¿Quién la va a controlar? ¿Quién controla a quienes se amparen, si tienen toda la libertad para cultivarla y para manipularla?”.
Sostuvo que sería muy lamentable que se sigan proporcionando “estos amparos, que solamente van a destruir al hombre. Es como firmar prácticamente tu sentencia de muerte. Porque algo, aunque sea recreativo, una droga te destruye”.
Cuestionado al respecto, el Obispo de la Diócesis de Querétaro afirmó que “la Iglesia está abierta al diálogo, a decir su punto de vista, no a ceder terrenos. Porque el Evangelio no permite ceder terrenos y optar por una cultura, más que por una cultura de la vida”.
Volvió a citar el alcohol, como la droga que ha destruido y sigue destruyendo a tantas familias. Aunque afortunadamente están las opciones de rehabilitación, expresó, “¿para qué queremos generar más espacios de rehabilitación?”, si podemos evitarlo.
Monseñor Faustino Armendáriz Jiménez afirmó que, para él, someter al escrutinio popular el consumo de la marihuana “es un hoyo con el cual se quiere tapar otro. Es el hoyo que vas a abrir al destruir a las personas, ante la impotencia, quizás, de no poder controlar a estos criminales que la distribuyen”.
Y es que, resumió, es más fácil hacer un decreto que seguir con un proyecto para detener la distribución de estupefacientes.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.