Local
Tiro Fijo

La Biznaga Vagabunda

Actualizada 07/02/2016 a las 07:51    
Etiquetas
.  CESAR ORTIZ

. CESAR ORTIZ

Uno de los lugares más inolvidables de Querétaro es el vivero La Biznaga Vagabunda, ubicado en el municipio de Ezequiel Montes a pie de carretera, y donde tanto propios como ajenos podrán encontrar más de 750 especies de cactáceas.
Ahí, Jorge Eduardo Morales Torres se ha dedicado por más de 10 años a la venta y conservación de cactus nacionales y extranjeros en peligro.
Recordó que existen mil 480 variedades de este tipo de plantas identificadas en todo el planeta y que la industria local le apuesta a la explotación sostenible de las mismas, a fin de evitar la amenaza de la flora en el Bajío.
Y es que conforme a datos de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), más de 30 por ciento de las especies de cactus en el mundo están amenazadas de desaparecer.
Frente a este panorama, el propietario de La Biznaga Vagabunda conminó a implementar planes para su conservación, toda vez que los cactus son una destacada fuente de alimento y agua.
Morales Torres indicó que las cactáceas son muy populares entre los amantes de la flora, por causa de su diversidad y que las especies sobreviven en zonas muy secas.
“Estas plantas sobreviven ya que en sus tallos gruesos, blandos y carnosos, el agua se almacena en sus raíces”, indicó en entrevista al urgir a establecer medidas para fortalecer su conservación.
Por su parte, el investigador de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) y especialista en cactáceas, Rolando Tenoch Bárcenas Luna, indicó que los productores mexicanos se quejan de una competencia desleal por parte de comercializadores de plantas adquiridas de forma ilegal.
“La legislación mexicana en materia de recursos naturales prohíbe el comercio de ejemplares, partes o sus derivados colectados directamente de sus hábitats para su venta o comercialización”, subrayó.
El comercio ilegal no solo atenta contra la conservación de las poblaciones naturales y los productores establecidos que cumplen con la ley, sino que perjudica también a la población en general al no pagar impuestos, comentó el especialista.
Ante esta situación, la ambientalista Inger Andersen dijo que para evitar el declive de los cactus se debe combatir el comercio ilegal de vida silvestre y reforzar la aplicación de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés).

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.