Local
ES DUEÑO SÓLO DE LA APLICACIÓN

Carreño niega super autos

Actualizada 21/03/2016 a las 08:59    
Exdiputado: Ricardo Carreño, a la izquierda, dijo que este Ferrari y los demás super autos presentados en Cancún no son suyos. Solo posee la aplicación de “Quiero Taxi”, que él dirige.  FOTO: FACEBOOK

Exdiputado: Ricardo Carreño, a la izquierda, dijo que este Ferrari y los demás super autos presentados en Cancún no son suyos. Solo posee la aplicación de “Quiero Taxi”, que él dirige. FOTO: FACEBOOK


Aclaró el exdiputado local por el Revolucionario Institucional (PRI) y ahora director general de Quiero Taxi Exotic, Ricardo Carreño Frausto, que los Ferraris y Lamborghinis ofertados dentro de la aplicación en el paradisiaco Cancún no son de su propiedad.
Señaló en un correo electrónico que los bólidos pertenecen a la empresa Exotic Rides, mediante la cual se realizó un convenio de colaboración, junto al Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo, para que se tuvieran disponibles a partir del 1ero de abril al público en general.
Ricardo Carreño se dijo respetuoso de las publicaciones que realizan los medios de comunicación y aseguró que “solo personas con un cierto nivel de ingresos” podrían adquirir un Ferrari.
En la anterior Legislatura, Ricardo Carreño Frausto impulsó, desde la Comisión de Movilidad Sustentable, una embestida contra el servicio que prestan plataformas como Uber.
En su momento,el entonces legislador las calificó de piratas y abogó por que el Gobierno del Estado les sancionara “de inmediato”.
Posteriormente, y aún siendo legislador, lanzó su aplicación Quiero Taxi. En la misma empresa, se supo que estaba involucrado Ricardo López Portillo Alcántara, hijo del entonces secretario de Gobierno, Jorge López Portillo Tostado.
Aun cuando el secretario de Gobierno rechazó las versiones que le vinculaban al negocio de Carreño Frausto, Ricardo López Portillo se presentó en San Luis Potosí el 19 de junio del 2015 para lanzar la aplicación, ostentándose como “director ejecutivo” de la empresa.
Sobre Exotic Rides, la empresa se dedica a la renta de super autos en varias dinámicas: desde el arrendamiento para dar cinco vueltas a un circuito de prueba por 549 dólares (unos 5 mil 500 pesos) al volante de un Ferrari 458 Italia o la posibilidad de conducirlo por cuatro horas en un tour hasta Chichén Itzá por mil 260 dólares (poco más de 21 mil 981 pesos).
El catálogo de super autos incluye un Ferrari 360 Módena, un Porsche Carrera 911 S, un Lamborghini Murciélago, el mítico Mercedes Benz SLS AMG y otros más “modestos”, como el Chevrolet Camaro y el Lotus Elise.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.