Local

¡Fuera la mafia de la corporación!

Actualizada 02/04/2016 a las 07:36    
Alrededor de 200 elementos se apostaron en el lobby del Centro Cívico. Advirtieron que no tolerarán represalias contra ninguno de sus compañeros.  RICARDO LUGO

Alrededor de 200 elementos se apostaron en el lobby del Centro Cívico. Advirtieron que no tolerarán represalias contra ninguno de sus compañeros. RICARDO LUGO

Como lo anunciaron desde la noche del jueves, en punto de las 8:30 de la mañana, justo cuando concluyó la rueda de prensa de Francisco De Silva, alrededor de doscientos elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal se apostaron a las puertas del Centro Cívico. Cada uno de los guardianes del orden lleva sus propias quejas. La única en la que todos coinciden es en la necesidad de que Rolando Hidalgo Eddy y su equipo abandonen la corporación: “Que se vaya la mafia que infestó nuestra casa. Tengo 13 años de servicio en la corporación y nunca había visto tanta podredumbre y mal trato para los policías. Marcos Aguilar dice que no somos elementos comprometidos. Aquí estamos. Francos para no afectar a los gobernados. Queremos que nos escuche”.
Después de tostarse al sol por dos horas, el grupo de policías decidió ingresar al lobby del Centro Cívico, no sin antes quitar de en medio a un trabajador de bajo rango de la Secretaría de Gobierno que se ostentó como enlace y quien pretendía poner condiciones a los guardianes del orden para entrar al edificio: “Usted no nos puede impedir la entrada. Es un edificio público”, refutaron. Ya en el interior del lobby, se formaron en nueve columnas, y la comisión de los gendarmes hizo contacto con la Secretaría de Gobierno. Querían ver al edil, Marcos Aguilar, pero no les fue concedido: “Yo tengo que hacer mi trabajo, porque si no el despedido voy a ser yo”, dijo Francisco De Silva minutos antes de la encerrona con los policías.
Alrededor de la 1:30 de la tarde, los policías comisionados salieron de la oficina del número dos en el gobierno de Marcos Aguilar y se dirigieron al auditorio municipal, donde esperaban ansiosos sus representados. “¿Les firmaron alguna minuta?” “¿Cuál fue el compromiso?” “¡Queremos acciones ya!” “¡Transparencia en los ascensos!” “¡No más acoso laboral!”, son las expresiones que retumbaban en el auditorio. Apenas pudieron contenerse. Ahí se les informó que había disposición del Gobierno Municipal para investigar las quejas. Se les invitó a que presentaran sus denuncias para que se iniciaran las investigaciones internas.
Muy a la fuerza, los elementos inconformes accedieron a esperar hasta el lunes para que la autoridad les dé claridad entorno a sus demandas. Aseguran tener un plan B, que no sería tan discreto como las manifestaciones que han hecho hasta ahora. Francos, como llegaron, abandonaron el edificio del Centro Cívico.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.