México

Ligan a exalcalde panista con narco; busca ser otra vez edil

La PGR tiene un expediente contra Mauricio Fernández Garza por homicidio y delincuencia organizada

EXCELSIOR Actualizada 28/12/2014 a las 12:23    
Etiquetas
.  ESPECIAL

. ESPECIAL

Mauricio Fernández Garza, empresario e integrante del Partido Acción Nacional (PAN), quien buscará otra vez la candidatura a la alcaldía de San Pedro Garza García, Nuevo León, es investigado por sus nexos con el cártel de los hermanos Beltrán Leyva, por pagar cantidades millonarias a informantes del crimen y por el homicidio de un narco, quien lo amenazó de muerte.

Las investigaciones sobre Fernández Garza, alcalde entre 2009 y 2012, y a quien le fue retirada la visa en 2009 por intentar ingresar a Estados Unidos con mariguana, están radicadas en la averiguación previa PGR/SEIDO/UEIDCS/446/09, que realiza la Procuraduría.

Según el expediente, Fernández habría estado involucrado en 2009 en la muerte de Francisco Saldaña, El Negro, jefe de plaza del cártel de los Beltrán Leyva en Monterrey.

Las indagatorias citan diálogos en 2009 entre Fernández y Arturo Beltrán Leyva.

En 2010, el propio Fernández reconoció vínculos con el narco Alberto Mendoza, El Chico Malo, a quien le pagó por “depurar” a su policía.



INDAGAN NEXOS DE MAURICIO FERNÁNDEZ CON NARCOTRÁFICO
La PGR investiga posibles ligas con los Beltrán Leyva, pagos millonarios a criminales y el homicidio de un capo.

El empresario y político del Partido Acción Nacional (PAN) Mauricio Fernández Garza, quien buscará nuevamente la alcaldía de San Pedro Garza García en 2015, es investigado por sus nexos con el cártel de los Hermanos Beltrán Leyva, por pagar cantidades millonarias a informantes del crimen organizado y por el homicidio de un narcotraficante, quien supuestamente lo amenazó de muerte.

Las investigaciones sobre Fernández Garza, protegido durante el gobierno de Felipe Calderón y a quien le fue retirada la visa en 2009 por intentar ingresar a Estados Unidos con mariguana, están radicadas en la averiguación previa PGR/SEIDO/UEIDCS/446/09, que realiza la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Contra la Salud, de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), de la Procuraduría General de la República (PGR).

Muerte anunciada

El sábado 31 de octubre de 2009, al tomar por segunda ocasión posesión como alcalde de San Pedro Garza García, Nuevo León, Fernández Garza anunció, tras recibir una llamada telefónica, la muerte del narcotraficante Francisco Saldaña Perales, El Negro, ocurrida en la Ciudad de México.

El Negro era el jefe de plaza en Monterrey, Nuevo León, del grupo criminal que era encabezado por Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, quien el 16 de diciembre de ese año fue muerto por la Armada de México, en Cuernavaca.

Hasta ese momento, aproximadamente al mediodía, ninguna autoridad capitalina tenía conocimiento de los hechos anunciados por el político, y fue hasta la tarde que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF) reportaron el hallazgo de una camioneta abandonada con cuatro cuerpos en su interior, en calles de la delegación Miguel Hidalgo.

Más tarde, la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJDF) confirmó lo dicho por Fernández Garza: una de las víctimas era El Negro, quien había sido asesinado junto con su hermano Alan, El Flaco; su medio hermano, Carlos Saldaña Rodríguez, y su primo César Rodríguez.

Los cuerpos estaban atados de pies y manos, con los ojos vendados, y en la camioneta se encontró una cartulina con el mensaje “Por secuestradores. Atte. El Jefe de Jefes”.

De acuerdo con declaraciones asentadas en la averiguación que tiene la PGR, fue el propio Arturo Beltrán Leyva quien llamó a Fernández Garza para anunciarle la muerte de El Negro.

Pagos al crimen organizado

Luego de estos hechos, la SEIDO atrajo el 5 de noviembre de 2009 las investigaciones por el múltiple homicidio encontrado en la delegación Miguel Hidalgo, lo que comenzó a dar indicios del presunto nexo del político panista con los Beltrán Leyva.

El 24 de marzo de 2010, el alcalde San Pedro Garza García rindió declaración ante el Ministerio Público Federal de la SEIDO, en donde reconoció a Alberto Mendoza Contreras, El Chico Malo, integrante de los Beltrán Leyva.

El entonces alcalde explicó que Beto era informante de su gobierno, a quien le encomendó la función de “depurar a la policía de gente relacionada con los Beltrán”.

Además, Fernández Garza afirmó que por estas tareas Mendoza Contreras cobró entre enero y febrero de 2010 un millón de pesos por mes, con contribuciones aportadas por un grupo de empresarios.

El Chico Malo rindió su declaración por estos hechos el 21 de abril de ese año, en la que manifestó que a finales de noviembre de 2009 se entrevistó con Fernández Garza, con el objetivo de tratar de detectar a los policías coludidos con la delincuencia.

Mendoza Contreras, quien actualmente se encuentra recluido en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 2, Occidente, en Puente Grande, Jalisco, explicó que con el edil se pactó el nombramiento de mandos en la Policía Municipal de San Pedro Garza García.

Nombrando a Luis Cortés, subsecretario de Seguridad Pública Municipal, quedando pendiente el nombramiento de Jesús Ledezma, así como el del declarante, pactando un pago de 300 mil pesos para los tres”, se detalla en la averiguación previa.

El 19 de julio de 2010 se tomó la declaración a un testigo protegido, identificado como Ruperto, quien dijo a la autoridad ministerial haber tenido dos reuniones con Fernández Garza, para pactar la tranquilidad en ese municipio.

Según lo dicho por Ruperto, al alcalde se le cobraron cinco millones de dólares para que, durante los tres años de su gobierno, San Pedro se mantuviera tranquilo de secuestros y extorsiones de los Beltrán Leyva.

Los sueldos de los integrantes del grupo y de Alberto Mendoza serían de 300 mil pesos mensuales, que a Luis Cortés le iban a dar la Subsecretaría de Seguridad Pública Municipal con un sueldo de 100 mil pesos mensuales y 300 mil pesos por debajo de la mesa”, detalló el testigo protegido a la PGR.

Señalado por la muerte
de El Negro Saldaña

De acuerdo con las investigaciones de la SEIDO, fue Sergio Enrique Villarreal Barragán, El Grande, quien en declaración del 18 de octubre de 2010 dijo que Mendoza Contreras, El Chico Malo, le comentó que “don Arturo fue el que le avisó a Mauricio que El Negro Saldaña estaba muerto”.

El Grande, hombre clave del cártel de los Hermanos Beltrán Leyva, fue detenido un mes antes, y el 24 de mayo de 2012 extraditado a Estados Unidos.

En su testimonio, Villarreal Barragán indicó que El Chico Malo le comentó que Arturo Beltrán le manifestó que “el presidente municipal de San Pedro Garza García estaba a la orden”.

Agregó que Arturo Beltrán ordenó matar a El Negro Saldaña, “porque había ido a pedirle autorización para matar a Mauricio”, según lo dicho por Mendoza Contreras a Villarreal Barragán.

Los Rudos

Durante su gestión, Fernández Garza habló de la creación del grupo Los Rudos, del que dio pocos detalles de su integración y ninguno de sus integrantes, pero que iba a ser el encargado de combatir a la delincuencia organizada en su municipio.

El 29 de octubre de 2010 declaró sobre estos hechos Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, quien afirmó que en julio de 2009 El Chico Malo pidió autorización a Beltrán Leyva “para colaborar con Mauricio Fernández Garza, en un grupo conocido como Grupo Rudo”.

La Barbie fue detenido el 30 de agosto de ese año por elementos de la Policía Federal en una casa de campo ubicada en Cañada de Alférez, cerca del poblado de Salazar, Estado de México, y fue recluido al Cefereso número 1 Altiplano, en Almoloya de Juárez.

El capo dijo al Ministerio Público Federal que entre septiembre y octubre de 2009 el alcalde Fernández Garza mantuvo comunicación por teléfono con Arturo Beltrán, a quien le pidió apoyo para que no entraran Los Zetas a San Pedro y que además recibió 400 mil dólares del político.

Mauricio le refirió (a Beltrán Leyva) que no había ningún problema para que trabajara libremente en San Pedro y le pedía que quitara a El Negro Saldaña, ya que éste lo había amenazado de muerte”, dijo Valdez Villarreal a la SEIDO.

Hasta el 2 de diciembre de 2010 se tomó nuevamente la declaración al alcalde Fernández Garza, pero ahora como inculpado, quien afirmó que eran falsas las acusaciones y se reservó su derecho a declarar, y 10 días después, por escrito, negó nuevamente los señalamientos de diversos integrantes del cártel de los Beltrán Leyva.

Investigaciones

La Agencia de Investigación Criminal (AIC) cuenta con una ficha del exalcalde de San Pedro Garza García, Fernández Garza, con sus datos generales, como fecha de nacimiento, lugar de residencia y formación académica.

En la ficha de investigación no se le relaciona con un grupo criminal en particular, pero se explica que el exalcalde está relacionado con dos actas circunstanciadas: AC/PGR/SIEDO/UEIDCS/721/2009 y PGR/DGCAP/DF/038/2009.

El expediente integra seis fichas elaboradas por agencias de Estados Unidos, en el que se detalla un incidente que tuvo en noviembre de 2009, cuando se le negó el ingreso a ese país, debido a que se le encontró una pipa con mariguana y a su acompañante, pastillas de éxtasis.

Los funcionarios negaron la entrada al polémico alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández, y una compañera. Fernández dijo a medios de comunicación que había olvidado su visa, pero fuentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por siglas en inglés) indicaron que encontraron una pequeña cantidad de mariguana en una pipa en la maleta de Fernández y que su compañera tenía mariguana y píldoras, que las pruebas preliminares indicaron podría ser éxtasis”, dice una de las fichas a las que se tuvo acceso .

En otro documento se explica que el incidente ocurrió el 13 de noviembre de ese año, cuando oficiales del CBP le prohibieron la entrada al alcalde en el cruce fronterizo de Brownsville, Texas.

Fernández planeaba pasar el fin de semana pescando en South Padre Island, acompañado de Aleyda Ortega Peza, y sobre este caso el alcalde comentó que no logró cruzar la frontera debido a que había olvidado su visa.

Entonces inspectores del CBP descubrieron seis gramos de mariguana y 209 pastillas en posesión de Ortega, y una pipa de mariguana en el interior de la maleta de Fernández”, se explica en las fichas.

En los documentos de las agencias estadunidenses también se hace referencia al presunto vínculo de Fernández Garza con el cártel de los Hermanos Beltrán Leyva y el caso de la muerte de El Negro Saldaña.

Según el documento 09MONTERREY435, publicado por WikiLeaks, fechado el 18 de noviembre de 2009 y firmado por el entonces cónsul Bruce Williamson, Fernández y Ortega “fueron multados con cinco mil dólares ­que después fueron mitigados a 500 dólares­ y sus visas fueron revocadas antes de ser dejados en libertad para regresar a México”.



CAMBIA INTERÉS EN GUBERNATURA POR ALCALDÍA
El pasado 9 de septiembre, el panista Mauricio Fernández decidió dejar de lado la contienda electoral por la gubernatura de Nuevo León en 2015, debido a que las preferencias no le favorecen.

En ese momento, el empresario aseguró que Margarita Arellanes, alcaldesa de Monterrey, “está mejor posicionada que yo en imagen pública, y sobre ese sentido prefiero no participar y analizar con más detalle lo de San Pedro”.

Al respecto, el pasado 18 de diciembre, Fernández Garza confirmó que buscará nuevamente la alcaldía de San Pedro Garza García en 2015.

Al adelantar los trámites para presentar su planilla en la sede estatal del PAN, dijo que “quería empezar a trabajar en todos los requisitos (que piden para ser candidato) que es carta de no antecedentes penales, carta de residencia, un montón de cosas que te piden, que luego las oficinas están cerradas”.

El panista es ingeniero industrial, egresado de la Universidad de Purdue, Indiana, con posgrados en la Universidad Autónoma de Nuevo León y en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE).

En la investigación de la PGR a las que se tuvo acceso se le adjudica un domicilio en el municipio de San Pedro y 14 vehículos de diferentes modelos y años, así como una licencia para conducir automóvil y otra de motociclista.

Fernández Garza fue alcalde por primera vez de 1989 a 1991 y su segunda administración fue de 2009 a 2012. Actualmente, se dedica a sus actividades empresariales.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.