Planeta

Presidente de Israel asegura que su país es racista

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, reconoció que la sociedad israelí está “enferma” por el racismo y que es obligación de todos revertirlo

EFE Actualizada 19/10/2014 a las 18:48    
Etiquetas
El presidente de Israel, Reuven Rivlin.  ESPECIAL

El presidente de Israel, Reuven Rivlin. ESPECIAL

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, reconoció hoy que la sociedad de su país "está enferma" por el racimo y que es "obligación" de todos comenzar a corregir ese fenómeno.

"Es el momento de admitir con honestidad que la sociedad israelí está enferma y que es nuestra obligación tratar esta enfermedad", dijo Rivlin hoy en un acto público en la Academia de las Ciencias de Israel.

El jefe del Estado reconoció también que "la tensión entre judíos y árabes dentro del Estado de Israel ha llegado a niveles sin precedentes, y que las relaciones entre todas las partes están en su punto más bajo", reza un comunicado de su oficina.

"La epidemia de la violencia no está limitada a uno u otro grupo, se ha filtrado a todas las áreas", se agrega.

En una conferencia titulada "De la xenofobia a aceptar al otro", convocada por la Academia a raíz de los repetidos ataques racistas del último año, Rivlin recordó la "alarmante secuencia de incidentes" que han tenido lugar en Israel y su impacto en la sociedad.

"Hay violencia en los estadios de fútbol, en círculos académicos, en hospitales y en escuelas", destacó sobre el creciente rechazo que los judíos sienten por la minoría árabe y viceversa.

La última ola se produjo hoy mismo después de que varios políticos nacionalista israelíes, algunos de ellos miembros del Gobierno, exhortarán a expulsar de la primera división de fútbol a un equipo árabe que el sábado rindió homenaje a un ex diputado de origen palestino sospechoso de espionaje y traición.

La ceremonia de homenaje al ex político Azmi Bishara, auto exiliado en Catar desde 2007, dio lugar a graves acusaciones racistas por las redes sociales en una y otra dirección.

El período de ataques racistas más grave se produjo sin embargo a principios del último verano, cuando tres adolescentes israelíes fueron secuestrados y asesinados en Cisjordania por activistas del movimiento islamista Hamás y, tres semanas después, un adolescente palestino de Jerusalén Este fue quemado vivo por radicales judíos en un acto de venganza.

Parafraseando al pensador judío Martin Buber, Rivlin se preguntó hoy "no si nos hemos olvidado de lo que es ser judío, sino si nos hemos olvidado de los que es ser humano".

"¿Nos hemos olvidado de lo que es hablar? ¿Hemos abandonado el secreto de dialogar?", se preguntó al instar a los académicos y científicos a alzar su voz contra el racismo y preparar a las próximas generaciones israelíes para que "sepan escuchar al otro" y a "hablar, compartir sin rechazar y discutir incluso sin estar de acuerdo".

Durante su discurso, Rivlin, que asumió el cargo en julio pasado en sustitución de Simón Peres, anunció la concesión de las primeras becas presidenciales de su mandato a investigadores en el campo de las humanidades y las ciencias sociales que se dediquen al encuentro entre culturas, idiomas y religiones, en particular entre las de Oriente y Occidente.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.