Planeta

Brasil permanece alerta ante riesgo de ébola en Sudamérica

NOTIMEX Actualizada 22/10/2014 a las 19:07    
Etiquetas
.  ESPECIAL

. ESPECIAL

Apenas el pasado 8 de octubre, cuando el guineano Souleymane Bah acudió a una unidad de salud en la localidad de Cascavel, del estado brasileño de Paraná, todas las alarmas sonaron ante el temor del primer caso de ébola en Sudamérica.

Bah fue inmediatamente aislado, su viaje desde su país a Brasil con escalas en Marruecos y Argentina fue analizado por completo, y el Ejército brasileño se encargó de su traslado inmediato al Instituto Nacional de Infectología en Río de Janeiro.

Días después, dos análisis de sangre descartaron la presencia del virus, que ha dejado casi cinco mil muertos en todo el mundo, sobre todo en el oeste de África, pero pusieron de manifiesto que la globalización hace de la epidemia un riesgo mundial.

“Hay riesgo de que se produzca algún caso, no se puede negar eso”, dijo Marcos Espinal, director del departamento de enfermedades transmisibles y análisis de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Es claro que “puede llegar a través de un paciente sin que parezca a simple vista que es portador del virus, porque el plazo de incubación es de dos a 21 días”.

Brasil, por sus lazos históricos con África y su atractivo para inmigrantes por el buen curso de su economía en los últimos años, es quizá uno de los países más expuestos a la llegada del virus, aunque no tiene vuelos directos con las regiones más azotadas por la dolencia.

“Es importante destacar que en Brasil no hay circulación natural del virus del ébola en animales silvestres, como en varias regiones de África”, dijo a Notimex el director de vigilancia de enfermedades transmisibles en el Ministerio de Salud, Claudio Maierovitch.

Además, “el país no está en la ruta de vuelos, ni directos ni con escala, procedentes de los países afectados por la enfermedad”.

Brasil admitió este mes que, aunque es “muy bajo”, el riesgo de que se produzca algún caso de ébola en Brasil no es “cero”, por lo que extremó la vigilancia tras los contagios en Estados Unidos y España.

“Tras los casos en España y Estados Unidos, están siendo revisados y actualizados los protocolos de bioseguridad y uso de los equipos de protección individual”, agregó Maierovitch.

Brasilia rechazó aplicar medidas como Estados Unidos en sus aeropuertos para identificar posibles infectados con base en una evaluación de temperatura, al considerarla inefectiva, pues no todos los viajeros con temperatura superior a la normal están infectados.

Ante la amenaza del virus, Espinal recuerda en entrevista con esta agencia que no hay fórmula mágica, sino hay que seguir el protocolo, en especial tener una unidad con capacidad para aislar al paciente, un equipo de acción rápida y equipos de protección personal.

“Es fundamental también identificar a la gente que estuvo en contacto con el infectado y llevar a cabo una campaña de comunicación para explicar qué se debe hacer”, señala en entrevista telefónica desde Buenos Aires.

De esta forma es como se han controlado los brotes de ébola en África desde 1976, a falta de que exista una vacuna o un medicamento que todavía no existen en el mercado, señaló.

“Los tratamientos que hay están en experimentación. Todavía no se conocen si hay efectos secundarios” en los tratamientos hasta la fecha efectivos con la paciente en España, a quien se aplicó un plasma de un enfermo que superó el ébola y un antiviral.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.