Planeta

Uruguay elige al relevo de José Mujica

Hoy se realiza la segunda vuelta de los comicios presidenciales; El exmandatario Tabaré Vázquez es el claro favorito y se enfrenta a Luis Lacalle Pou

EFE Actualizada 30/11/2014 a las 07:23    
.  EXCÉLSIOR

. EXCÉLSIOR

Uruguay abre hoy las urnas para realizar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en las que el exmandatario Tabaré Vázquez es claro favorito y en medio de una alerta meteorológica por la posibilidad de abundantes lluvias, fuertes vientos y granizadas.

Un total de 2.6 millones de personas están habilitadas para votar en elecciones con sufragio obligatorio y donde las condiciones meteorológicas pueden generar dificultades, especialmente en el interior del país, admitieron fuentes de la Corte Electoral.

En pasadas elecciones y debido a fuertes lluvias fue preciso recurrir a helicópteros de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) para trasladar urnas tras el desbordamientos de varios ríos y arroyos.

La alerta naranja emitida por el Instituto Uruguayo de Meteorología abarca la mayor parte del país.

Se prevén “tormentas fuertes” y “lluvias copiosas”, rachas de viento de entre 75 y 120 kilómetros por hora, precipitación de granizo y actividad eléctrica.

Vázquez, socialista, oncólogo, de 74 años y que ya fue Presidente de Uruguay entre 2005 y 2010, reúne entre 52 y 53 por ciento de la preferencia electoral según las encuestas, frente al aspirante de la oposición, Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional o Blanco y que se ve beneficiado por entre 35 y 38 por ciento de las intenciones de voto.

El candidato de la gobernante coalición de izquierda Frente Amplio tiene al expresidente de la empresa estatal de combustibles Ancap, Raúl Sendic, como compañero de fórmula y aspirante a la vicepresidencia.

A Lacalle Pou lo acompaña el excandidato presidencial y actual senador Jorge Larrañaga.

Esta será la tercera vez que la Presidencia de Uruguay se dirima en una segunda vuelta, desde que está vigente la reforma constitucional de 1996.

Lacalle Pou, abogado de 41 años, expresidente de la Cámara de Diputados e hijo de Luis Alberto Lacalle Herrera que fue presidente de Uruguay entre 1990 y 1995, hace unos meses llegó a entusiasmar a sus seguidores y a preocupar al oficialismo por su creciente popularidad, pero en la recta final de la campaña se desinfló.

Su derrota quedó prácticamente sellada el mismo día de la elección de primera vuelta, el 26 de octubre, cuando el Partido Nacional sólo alcanzó 30.9% de los votos, quedando lejos de la posibilidad de bloquear el camino de la izquierda hacia un tercer gobierno consecutivo.

Vislumbran triunfo

El panorama de cara a los comicios de hoy se presenta “bastante claro y el triunfo de
Vázquez es seguro”, afirmó recientemente el sociólogo Ignacio Zuasnábar, director de Opinión Pública de la consultora Equipos Mori.

La “única incógnita” que se desvelará en las urnas es “cuál será el porcentaje” de apoyo que tendrá Vázquez y, en relación al mismo, “cómo quedará parado” Lacalle Pou de cara al futuro gobierno y como líder de la oposición.

La fórmula que obtenga la mayoría de los votos será la ganadora sin necesidad de superar ningún porcentaje mínimo de apoyo popular.

Daniel Chasquetti, profesor del Instituto de Ciencia Política de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República, indicó que “no hay dudas de que Vázquez será el ganador de la segunda vuelta” y por una “diferencia importante” de votos.

Los buenos números económicos, que se mantienen desde que la izquierda accedió por primera vez al poder en 2005 de la mano de Vázquez, son su principal carta de presentación frente a la ciudadanía y clave para la amplia victoria en la primera vuelta con mayoría en la Cámara de Diputados (50 en 99).

El expresidente apuntó en la última parte de la campaña a destacar las “certezas” que puede dar como futuro mandatario frente a la “inexperiencia” del candidato de la oposición tres décadas más joven.

El ganador de la segunda vuelta recibirá el mando el 1 de marzo de 2015 de manos del actual presidente, José Mujica.

Como Vázquez al finalizar su mandato, Mujica transita los últimos meses de su gobierno con una aprobación superior a 60%. Dos de cada tres
uruguayos aprueba el desempeño de Pepe y sólo 17% de los uruguayos lo desaprueba
como Presidente, según una encuesta difundida el miércoles pasado por Equipos Consultores.

La votación, que es obligatoria, inicia hoy a las 08:00 locales y finaliza a las 19:30 locales, eventualmente con una hora más de prórroga.



Un aficionado al futbol busca recuperar el poder

Tabaré Vázquez, el oncólogo que en 2005 se convirtió en el primer mandatario de izquierda de Uruguay, afronta las elecciones presidenciales de hoy con la seguridad de que salvo una catástrofe será el próximo Presidente de su país.

Es considerado como un candidato imbatible por el Frente Amplio tras haber dejado la Presidencia del país en 2010 con una popularidad de 80%, cifra sin precedentes desde que existen estudios estadísticos.

Vázquez no pudo presentarse en 2010 a una reelección inmediata debido a la prohibición expresa de la Constitución a los mandatos consecutivos.

Cuarto hijo de un obrero y de una ama de casa, fue el primer médico salido del humilde barrio montevideano de La Teja, está casado desde hace 50 años con María Auxiliadora Delgado y tiene cuatro hijos, uno de ellos es adoptado.

Catedrático en Oncología Radioterápica, creó un centro terapéutico especializado en el que sigue trabajando y en La Teja fundó una policlínica y un comedor social.

Fanático del futbol, fue presidente del club Progreso y logró que el equipo pasara de tercera división a campeón uruguayo en 1989.

Este hecho le valió la fama de buen gerente y le abrió el camino para su postulación como intendente (alcalde) de Montevideo, cargo que ocupó de 1989 a 1995.

Fue candidato presidencial en 1994 y en 1999, cuando fue el aspirante más votado aunque no alcanzó la Presidencia debido a la alianza entre los partidos Nacional y Colorado.

Con un perfil más reservado y cauto que el actual Presidente, sus mayores críticos lo acusan de ser intransigente y personalista.



Un abogado que debe luchar contra la marea

El “amor” hacia su propuesta, y su deseo de introducir “aire fresco” en la política uruguaya son los argumentos del candidato del Partido Nacional Luis Lacalle Pou para salir a pelear hoy por la Presidencia uruguaya, tarea difícil en la que tendrá que vencer “a la matemática” para triunfar.

El joven candidato (41 años) del histórico partido “blanco” está consciente de la enorme tarea que supone remontar los casi 14 puntos que lo separan, según las encuestas, del candidato oficialista Tabaré Vázquez.

El candidato del Partido Nacional irrumpió en la campaña como un soplo de “aire fresco” —el nombre de la agrupación política que fundó, como candidato presidencial en las internas de los “blancos”—, donde contra todo pronóstico venció a su hoy compañero de fórmula, Jorge Larrañaga.

Hijo del expresidente Luis Alberto Lacalle, el candidato nació en Montevideo en 1973 y es abogado de profesión, si bien la política ha sido su principal campo de acción desde que entró en el Parlamento como diputado en 2000.

Su madre, María Julia Pou, también fue senadora por el Partido Nacional, y varios de sus antepasados fueron históricos líderes del partido.

De aspecto juvenil, este padre de tres hijos se movió hacia el centro político para atraer votos de los indecisos y de moderados que antes votaban por el Frente Amplio.

Su imagen desestructurada y animada, que le valió el apodo de Lacalle Pop en la primera vuelta, se vio en esta segunda fase más deprimida y triste, algo que él mismo reconoció.

Aficionado al deporte, Lacalle Pou jugó futbol y rugby, además de practicar surf, correr y acudir regularmente al gimnasio.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.