Planeta

Despiden con honores a uno de los policías asesinados en Nueva York

Miles de personas asisten al funeral del agente Rafael Ramos en Queens; el vicepresidente Joe Biden participó en la ceremonia

EXCELSIOR Actualizada 27/12/2014 a las 13:13    
Decenas de miles de policías y otros dolientes llenaron el sábado una iglesia de Nueva York y sus calles cercanas, en el marco del funeral de uno de los dos agentes que murieron a tiros a manos de un hombre que dijo estar vengando las recientes muertes de afroamericanos desarmados por parte de policías.

Las muertes de Rafael Ramos, de origen puertorriqueño, y su compañero de patrulla Liu Wenjian, de ascendencia china, se han convertido en un punto de encuentro para la Policía y sus simpatizantes en todo el país, asediados por meses de protestas callejeras por las supuestas prácticas racistas de los agentes estadunidenses.

Su marido y su compañero eran parte del excelente cuerpo de policía de Nueva York, y eso no es una frase ociosa", dijo el vicepresidente estadunidense, Joe Biden, dirigiéndose a la viuda de Ramos, Maritza, delante del ataúd.

Creo que esta gran fuerza de policía de esta ciudad increíblemente diversa puede y va a mostrarle a la nación cómo reducir las diferencias. Lo ha hecho antes y lo hará de nuevo", sostuvo por su parte el portavoz jefe del departamento de Policía, Stephen Davis.

Las calles cercanas a la iglesia estaban llenas de oficiales vestidos con sus uniformes azules, entre ellos delegaciones de Boston, Atlanta, St. Louis y Nueva Orleans.

El servicio fúnebre realizado en la Iglesia Tabernáculo de Cristo de Queens, el barrio de Ramos, también mostró juntos por primera vez en público al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y a agentes de policía y líderes sindicales, desde que se iniciara una fuerte disputa hace una semana en el hospital donde Ramos y Liu fueron declarados muertos.

Horas después de que Ramos, de 40 años, y Liu, de 32 años, fueran asesinados cuando estaban sentados en su auto de patrulla estacionado en Brooklyn el 20 de diciembre, los agentes de policía ignoraron al alcalde a su llegada al hospital.

En medio de las peores relaciones en décadas entre el alcalde de Nueva York y su departamento de Policía, los líderes sindicales, enfurecidos por las expresiones de apoyo del edil a las protestas en contra de las prácticas policiales, dijeron que de Blasio tenía "sangre en sus manos".

El sábado, cuando de Blasio comenzó a hablar en el funeral ante miles de agentes de policía, al menos una parte de la multitud dio la espalda a una gran pantalla de proyección.

"Tenía una sueño, que era que un día sería un oficial de policía", dijo De Blasio de Ramos, quien se unió al departamento de policía relativamente tarde en su vida laboral después de una carrera como agente de seguridad de una escuela.

"No podía esperar para ponerse el uniforme. Él creía en la protección de los demás y los que son llamados a proteger a los demás son una raza especial", agregó.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que Liu y Ramos representaban la diversidad del Departamento de Policía de la ciudad, que tiene agentes de más de 50 nacionalidades.

El asesino de los oficiales, Ismaaiyl Brinsley, de 28 años, se suicidó poco después del ataque.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.