Planeta

Avión de AirAsia fue lanzado como juguete al mar por fuerza de proporción épica

Fuerzas extraordinarias de la naturaleza hicieron caer al Airbus A320 a una velocidad propia de los aviones de combate, según datos filtrados del propio radar del avión

EXCÉLSIOR Actualizada 01/01/2015 a las 16:10    
Como si fuera lanzado por una mano gigante, el Airbus A320 de AirAsia cayó al mar a muy alta velocidad.  EFE

Como si fuera lanzado por una mano gigante, el Airbus A320 de AirAsia cayó al mar a muy alta velocidad. EFE

El avión de AirAsia que se estrelló el fin de semana pasado con 162 personas a bordo se movió de forma totalmente ilógica antes de golpear la superficie marina, todo presuntamente causado por una turbulencia de proporciones épicas, la que derribó al Airbus A320 como si fuera un simple juguete, según información filtrada.

El Airbus comenzó a subir de una forma imposible de lograr por un piloto comercial y luego fue lanzado hacia el mar a alta velocidad, según Gerry Soejatman, un analista de aviación indonesio que tuvo acceso a la información preliminar de las causas del accidente, reveló The Sidney Morning Herald.

"No cayó del cielo como si fuera un aeroplano", afirmó el experto. "Fue como una pieza de metal siendo lanzada hacia abajo. Es bastante difícil de comprender. La forma en que cayó está al filo de la lógica".

Esto explicaría por qué los cuerpos recuperados de pasajeros muertos no traían puesto un chaleco salvavidas: no tuvieron tiempo de reaccionar.

La aeronave se encontró con un Cumulonimbus, una nube de desarrollo vertical, que en los trópicos suelen causar turbulencia severa: fuertes ráfagas de ascenso acompañadas de humedad junto a fuertes ráfagas de descenso con aire frio y seco.

Según los datos, durante el momento final del descenso, el avión iba a una velocidad de 61 nudos (112 kilómetros por hora) con respecto al terreno, por lo que se cree que cayó casi verticalmente.

Esto explicaría, según el analista indonesio, el por qué el avión se encontró a sólo 10 kilómetros de distancia del último punto marcado por el radar de los controladores.

Dichos datos, dados a conocer este jueves, dan a entender que el avión estuvo bajo la influencia de fuerzas extraordinarias de la naturaleza, lo que desecharía la famosa frase en la industria de la aviación de que la turbulencia por si sola, a altura de crucero, no puede hacer caer a un avión.

Agregando a dicha teoría, el presidente de AirAsia dijo a principios de esta semana que los datos preliminares de la investigación indican que el jet encontró un patrón climático “bastante único” el pasado fin de semana cuando volaba de Surabaya a Singapur.

Soejatman afirmó que debido al impacto, el estudio del daño de las piezas recuperadas del avión será más útil que el contenido de la llamada “caja negra” del avión, que se localiza a 50 metros bajo el agua en el Mar de Java.

La información filtrada viene de un nuevo radar con el cual contaba el avión, el cual envió información en tiempo real a los sistemas de control en tierra.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.