Planeta

Supera el 45.0 por ciento participación en comicios israelíes

NOTIMEX Actualizada 17/03/2015 a las 11:02    
.  EFE

. EFE


Jerusalén, 17 Mar.- La participación electoral en las elecciones legislativas de hoy en Israel superó el 45.0 por ciento poco después de la media jornada, luego de alcanzar poco antes del mediodía un récord del 13.7, que no había sido visto desde 1999.
La autoridades lectorales informaron que hasta las 16:00 horas locales (14:00 GMT), el 45.4 por ciento de los votantes había acudido a algunas de las más de 10 mil urnas habilitadas para los comicios de este martes, en la que el primer ministro Benjamin Netanyahu se juega su reeleción.
Más de 5.8 millones de israelíes están convocado para acudir a los colegios electorales, que permanecerán abiertos hasta las 22:00 horas locales (20:00 GMT), y renovar a los 120 miembros del Parlamento.
Pese a que a las 10:00 horas, la participación alcanzó un récord en relación a las elecciones de 1999, al llegar a 13.7 y superar el 11.4 de las elecciones de 2013, a la media jornada registró un marcado descenso, lo que impidió que a las 16:00 se alcanzará los niveles de hace dos años.
El 45.4 por ciento alcanzado a las 16:00 horas se ubica por debajo del 46.6 por ciento que a la misma hora alcanzó la participación electoral en los comicios de 2013, según reporte de la edición electrónica del sitio Ynetnews.
Como era de esperarse, los primeros en acudir a las urnas fueron los principales candidatos: el primer ministro y líder de Partido del Likud, Benjamin Netanyahu, la ex ministra de Justicia Tzipi Livni y el líder de la coalición Unión Sionista, el laborista Isaac Herzog.
A las primeras horas de la jornada electoral, que inició alrededor de las 07:00 horas locales (05:00 GMT), Netanyahu se dirigió a un centro electoral en Jerusalén, en medio de múltiples colaboradores, miembros de su gobierno y seguidores.
En breves declaraciones a la prensa a su salida del centro de votación, Netanyahu dijo que de ganar los comicios buscaría la formación de un gobierno de coalición con el líder del partido ultranacionalista Torah judío, de Naftali Bennett, tras rechazar unirse a Herzog
“No habrá un gobierno de unidad con el Partido Laborista", afirmó Netanyahu, en referencia a la alianza Unión Sionista, que lidera Herzog y a la que se integró Livni y que según el reporte del Yediot, calificó como un “un partido de contradicciones".
El candidato de la Unión Sionista, por su parte acudió a emitir su voto en un colegio electoral de Tel Aviv, en el que reiteró su llamado a los electores a aprobar la opción del cambio, que representa su alianza política.
"Cualquiera que quiera seguir el camino de desesperanza y desacuerdo de Bibi votará por él", indicó Herzog en referencia al sobrenombre con el que se conoce a Netanyahu, y agregó que quien quiera cambio, esperanza y realmente un futuro mejor para Israel, debe votar por la Unión Sionista.
La ex ministra de Justicia, Tzipi Livni, también votó en un colegio electoral de Tel Aviv, pero aprovechó contrario a Netanyahu y Herzog, ella ignoró a la prensa y utilizó las redes sociales, como Facebook, para hacer un último llamado al electorado para votar por la Unión Sionista.
De acuerdo con los últimos sondeos de opinión, el Partido Likud del primer ministro se ubicará en segundo lugar de la preferencia electoral, con una diferencia de tres y cinco asientos, detrás del partido laborista, de Herzog, encabezado por Livni.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.