Planeta

Mexicana Columba Bush con oportunidad de ser primera dama de EUA

NOTIMEX Actualizada 22/03/2015 a las 15:28    
Etiquetas
.  ESPECIAL

. ESPECIAL

The Washington Post se sumó hoy a los medios que en las ultimas semanas han puesto su atención en la mexicana Columba Bush, esposa del exgobernador de Florida, Jeb Bush, ante las cada vez más serias aspiraciones de este a la presidencia de Estados Unidos.
En un extenso artículo de primera plana titulado “El doloroso e improbable camino de México a la Casa Blanca de Columba Bush”, el diario relató la “sorprendente historia”, de cómo una joven adolescente originaria de León, en el estado mexicano de Guanajuato, podría tener la oportunidad de convertirse en la primera latina en ser primera dama de Estados Unidos.

La historia de Columba y Jeb Bush empezó en 1971, cuando ambos se conocieron por casualidad en la plaza central de León, Guanajuato, señaló The Washington Post.

Columba Garnica Gallo era una tímida estudiante de preparatoria y John Ellis (Jeb) Bush era un “yanqui” de sangre azul que tenia un par de meses en México como parte de un programa de su escuela preparatoria de Nueva Inglaterra”, indicó.

“Mi vida se puede definir en una forma real, de gran alcance, que es AC y DC: Antes y Después Columba", suele relatar Jeb Bush al hablar en público.

"Me quedé locamente enamorado de ella, literalmente, amor a primera vista. Todo lo que estaba haciendo antes, lo recuerdo vagamente. Pero mi vida se organizó en realidad después de ella", cuenta Bush.

“Se podía haber pronosticado que Jeb Bush, por su ADN y su destino, haría algún día un intento de llegar a la Casa Blanca, y desempeñar un cargo que tanto su padre y su hermano han ostentado. Pero el hecho de que Columba tenga una oportunidad de convertirse en la primera latina en ser primera dama es una historia más inverosímil”, apuntó The Washington Post.

El diario indicó que la historia de Columba, ahora de 61 años, se narra en México a veces como la de una Cenicienta de la vida real. “En Guanajuato se tiene el orgullo de que la hija de un pequeño agricultor local se unió a una de las más poderosas familias políticas de la historia de Estados Unidos”, explicó.

Sin embargo “al igual que muchos cuentos de hadas, la de ella tiene historias de secreto, trauma y tristeza”, anotó.

“Sus primeros años fueron definidos por una tortuosa relación con su padre”, relató el diario al informar sobre un pasaje de la vida de Columba que ha sido destacado en fecha reciente por otros medios de comunicación.

Columba no acepto ser entrevistada por The Washington Post para el artículo, pero el diario citó pasajes del libro escrito sobre ella por la escritora colombiana Beatriz Praga, publicado en 2004, que narra que su padre maltrataba a su madre y la intimidaba.

En el libro Columba es citada diciendo que su padre "provocó los recuerdos más dolorosos de mi vida e hizo la vida de mi madre un infierno". Ella dijo que le pegaba a su madre a menudo y que una vez le rompió sus dedos con una hebilla de cinturón.

The Washington Post destacó que esa experiencia ha hecho que Columba Bush se haya comprometido personalmente con mucha pasión en la lucha contra la violencia doméstica.

"Ella podría ser una poderosa voz contra la violencia doméstica" por lo que sucedió en su propia casa”, dijo Praga, al rotativo.

Por su historia personal, indico, Columba también podría tener importante resonancia política en el tema de la inmigración. Su padre, José María Garnica Rodríguez, quien murió a los 88 años en 2013, fue un trabajador migrante bajo el programa “bracero” al igual que muchos otros hombres y mujeres de Guanajuato.

La madre de Columba, Josefina Gallo Esquivel, se divorcio de su esposo en 1963, cuando ella tenia apenas 10 años de edad, lo que causó a la tímida niña el ser estigmatizada en una ciudad católica conservadora.

"Cuando mis padres se divorciaron, fue realmente un gran problema para sus familias y amigos. El divorciarse en los años 60 en México era un pecado ", dijo Columba en "Mamá ", una colección de ensayos sobre las latinas y sus madres publicado en 2003.

Con los años, Columba ha ofrecido pocos detalles de su infancia. Ella dijo que su padre abandonó a su familia en México cuando era pequeña, dejando la impresión de que ella nunca lo vio después de eso.

"No tenemos intención de volver a plantear las numerosas acciones ofensivas de un hombre fallecido, que abandonó a su familia en la pobreza, mientras que la señora Bush era una niña pequeña", dijo la portavoz de Bush, Kristy Campbell, en un correo electrónico al rotativo.

"La señora Bush, su hermana Lucila, y su madre se han mantenido cerca y rompieron relaciones con él hace más de cuatro décadas". La última vez Columba habló a su padre parece haber sido en 1973, cuando tenía 19 o 20 años.

Jeb y Columba se casaron el 23 de febrero de 1974, en el Centro de Estudiantes Católicos de la Universidad de Texas en Austin, aun cuando en ese tiempo él era aun de religión episcopal y se convertiría después al catolicismo, la fe de su esposa dos décadas más tarde.

La pareja vivió en varios lugares incluyendo una temporada en Venezuela, donde Jeb trabajó para una sucursal del Texas Commerce Bank. A principios de 1980, se establecieron en Miami, donde Jeb se embarcó en una carrera en bienes raíces y gravitaron hacia el negocio familiar de la política.

Columba obtuvo la ciudadanía estadunidense en 1988 a los 35 años de edad y sorprendió a sus suegros, George H.W. Bush y Bárbara Bush, al pronunciar un discurso en español desde el piso de la convención republicana en Nueva Orleans a favor de la nominación de su suegro para la presidencia de Estados Unidos.

Columba ha dicho que "nunca he sido una persona social". "Creo que es mi personalidad. Me encanta el silencio. Me gusta leer un buen libro y salir a caminar".

El año pasado, cuando iniciaron los rumores de que su esposo buscaría la candidatura a la presidencia, muchas de las personas cercanas a él creyeron que la reticencia de Columba sería el mayor obstáculo para que lanzara su campaña a la Casa Blanca en 2016.

Así que cuando Jeb declaró en octubre que "mi esposa apoya la idea", sabían que un umbral había sido cruzado.

The Washington Post anotó que ahora será difícil que Columba se quede en la sombra si su marido consigue la nominación republicana e imposible si llega a la Casa Blanca.

A Columba "no le gusta el centro de atención particular, pero yo tendría que decir que a mi tampoco”, comento su cuñada, la exprimera dama Laura Bush, recientemente a CNN. "Me acostumbré a ella", añadió.

Laura Bush dijo que le dio consejos a Columba. “Le dije que debía conseguir un muy buen discurso. Ella puede dar un discurso en inglés y español. Creo que eso es una gran ventaja para ella. Creo que puede ser un gran activo para el Partido Republicano para llegar a los hispanos en este país".

Columba puede también hacer historia como la primera latina en vivir en la Casa Blanca. Hasta la fecha, sólo ha habido una primera dama nacida fuera de Estados Unidos. La esposa de John Quincy Adams, Louisa, quien nació en Reino Unido.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.