Planeta

Papa Francisco rendirá en Guayaquil tributo a la Divina Misericordia

NOTIMEX Actualizada 05/07/2015 a las 11:58    
Etiquetas
.  NOTIMEX

. NOTIMEX

La importancia de la visita del Papa Francisco a Guayaquil radica en su interés por el Santuario de la Divina Misericordia, y dialogar en privado con la comunidad de los Jesuitas, de la cual hace parte el líder de la Iglesia católica.

La Divina Misericordia tiene un profundo significado en el pontífice, de nacionalidad argentina, y cuyo nombre de pila es Jorge Mario Bergoglio, y es por ello que Francisco declaró el 2015 como el año de la Misericordia.

Todo lo que habla el actual Papa es sobre la misericordia que debe reinar en el mundo contemporáneo. Desde el Vaticano se orientó que la Iglesia católica celebre un "Jubileo de la Misericordia" entre el 8 de diciembre del 2015, día de la Inmaculada Concepción hasta el 20 de noviembre del 2016.

"He decidido convocar a un jubileo extraordinario que tendrá la misericordia de Dios como eje. Debe ser un Año Sagrado de Misericordia. Queremos vivir este año a la luz de las palabras del Señor: 'Sé misericordioso al igual que es misericordioso tu padre´”, dijo Francisco en marzo pasado, lo que refleja la importancia al santuario en Guayaquil.

La Divina Misericordia es una devoción “cristiana enfocada en la piedad que Dios tiene con nosotros. Es realmente una acción de fe en Dios”.

Esta devoción -como hoy es conocida- se dio a conocer por el diario de la monja polaca santa Faustina Kowalska. Luego de los desplazamientos de polacos, durante la Segunda Guerra Mundial. Es aquí cuando se propaga esta devoción.

Se trata de rezar el rosario o también llamado De la Coronilla, a las tres de la tarde, hora en que fue crucificado y murió Jesús de Nazaret. Pero con un mensaje donde se pide perdón al Dios de los católicos, ofreciendo la pasión y la divinidad de su hijo.

Esta devoción recibió un gran impulso de su santidad Juan Pablo II, quien proclamó la fiesta de la Divina Misericordia, a celebrarse todos los años el domingo siguiente a la Pascua de Resurrección, el 30 de abril del 2000, cuando canonizó a Santa Faustina.

La Iglesia católica da a conocer que los fieles que rezan este rosario serán protegidos a la hora de la muerte y su espíritu no será juzgado por Dios, sino salvado por la misericordia del Padre.

El santuario tiene capacidad para dos mil 200 personas, con una altura de 29 metros, ubicado en un área de 110 mil metros cuadrados, rodeado de un bosque tropical. La construcción del templo se inició en el 2009 y se terminó en el año 2013.

Entre las edificaciones está el templo principal, el ágora exterior. A la entrada del templo se destaca un arco ojival de gran tamaño que abarca la nave central de mil 790 metros cuadrados. Mientras, la sacristía y la cripta tienen otros 118 metros cuadrados.

El vitral impacta al visitante con la hermosa imagen de la Divina Misericordia, la cual está hecha de una sola pieza y mide doscientos ochenta y ocho metros cuadrados, obra del artista ecuatoriano Jorge Luis Narea.

Después de su visita al Santuario de la Divina Misericordia, el Papa tendrá el primer encuentro público con los católicos ecuatorianos.

Francisco, quien llegará este domingo a Quito, se desplazará en las primeras horas de este lunes a Guayaquil, la segunda ciudad más importante de Ecuador, en donde hará su recorrido en el papamóvil, diseñado por la empresa GM OBB del Ecuador, ensambladora en este país de la marca Chevrolet.

Según la agenda oficial, dentro del parque Samanes, el pontífice recorrerá una calle adoquinada de tres kilómetros de largo y siete metros de ancho, para saludar a los fieles.

El Papa después de la misa campal, asistirá a un almuerzo en el colegio San Francisco Javier de la Compañía de Jesús, donde jóvenes jesuitas argentinos colaboran con la educación de la juventud de Guayaquil.

Los jesuitas en Ecuador, también trabajan en la protección de familias de escasos recursos, recogen niños de la calle y los recuperan a través de la educación, brindan capacitación a madres cabeza de hogar, protegen refugiados, migrantes e indígenas.

Este contenido social de la actividad pastoral de los Jesuitas es lo que el Papa Francisco destacará ante su comunidad, y los llamara para que mantenga el trabajo con los más pobres y desposeídos.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.