Planeta

La verdadera historia de DinDim el pingüino

El pingüino DinDim vive en Brasil, de donde sale en febrero cada año para regresar cuatro meses después, en junio

lopezdoriga.com Actualizada 13/03/2016 a las 14:52    
La verdadera historia de DinDim el pingüino.  Agencias

La verdadera historia de DinDim el pingüino. Agencias

Esta semana salió a relucir la historia de DinDim, el pingüino que recorre 8 mil kilómetros para reunirse con la persona que lo rescató. Sin embargo, contrario a lo que inicialmente se publicó, el hombre que lo salvó decidió relatar toda la verdad. Joao Pereira de Souza, el albañil brasileño retirado que le salvó la vida a DinDim en 2011, destacó que el pingüino pasa hasta ocho meses en la playa Provetá, ciudad Isla Grande de Río de Janeiro. El biólogo Joao Paulo Krajewski narró para Globo TV que Pereira de Souza rescató al pingüino que estaba lleno de petróleo, inmóvil y desnutrido, y parecía que solo le esperaba la muerte. Sin embargo, Pereira de Souza lo limpió, alimentó, y cuando lo vio fuerte, lo llevó a una isla cercana y lo soltó para que volviera al mar. La verdad, explica el biólogo, es que el pingüino vive en Isla Grande, y solo sale al mar durante cuatro meses, en febrero, y vuelve a reunirse con su rescatista en junio. Y repite su viaje cada año. Esto, explica, debido a que los pingüinos son animales leales a su entorno, y considera a la playa donde lo cuidó de Joao Pereira de Souza como su hogar. “Yo no creo literalmente que Dindim piense que Joao Pereira de Souza sea un pingüino. Absolutamente no. Dindim está, sin duda, unido a él y esto es claro por el comportamiento del pingüino con Joao. Ambos están muy cómodos y felices juntos. ¿Hay una mejor definición para la familia?”, explica el biólogo. Agrega que no saben a dónde va el pingüino durante esos meses, pero dudan que regrese a la Patagonia, de donde es originario, después de haber vivido en Isla Grande. Aunque quienes rescatan animales sugieren devolverlos a su habitat natural lo más pronto posible para protegerlos de posibles depredadores y que vuelvan a sus costumbres, Krajewski opina que “en este caso aislado en Brasil permitió a DinDim vivir y fue lo mejor que este hombre humilde y bueno pudo hacer por el pingüino”.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.