Pronósticos para la semana 9 de la NFL

En el enfrentamiento de Broncos vs Patriotas, estará frente a frente dos de los más grandes mariscales de campo de todos los tiempos, Manning y Brady

EXCELSIOR Actualizada 30/10/2014 a las 16:53    
Etiquetas
Un episodio más de la batalla entre Brady y Manning.  ESPECIAL

Un episodio más de la batalla entre Brady y Manning. ESPECIAL

No fue hace mucho, tal vez un par de semanas, que expertos y aficionados pedían la cabeza de Mike Tomlin, que querían jubilar a Dick LeBeau, que aseguraban ser más capaces que Todd Haley y que señalaban sin temor a equivocarse que Ben Roethlisberger no era un quarterback digno de una extensión de contrato de esas que nos ponen a llorar a los simples mortales.

“Tomlin nos arruinó otra temporada”… “Nunca me gustó Tomlin, esos Super Bowls fueron legado de Cowher”… “LeBeau ya no está para competir con coordinadores más jóvenes”. Decían. Y eso que omito aquí las palabras altisonantes, las amenazas y los derogatorios oficios que recomendaban a sus madres.

Hoy nadie habla de eso. No después de la actuación del domingo ante los Colts, donde Roethlisberger le hizo al perímetro de Indianápolis algo por lo que ya ha sido acusado formalmente en otro par de ocasiones.

El hecho es que la repentina (no sé si duradera) transformación de los Steelers poco tiene que ver con el talento en el terreno y mucho que ver con lo hecho en laterales y cabina.

Por principio de cuentas, en sus primeros cuatro juegos (2-2) promediaban 11 castigos para 96 yardas por partido. En los siguientes cuatro (3-1) promedian solo 7 para 47. Esa es la mano de Tomlin. La misma mano que se pasó toda la semana diciéndole a Ben lo grandioso que era Luck. Jaque mate. Pícale el orgullo a tu quarterback franquicia y éste saldrá con las pistolas desenfundadas

Si a eso le sumas un plan de juego diseñado a la perfección por Haley y una defensa agresiva como nunca este año en su presión al quarterback, la transformación está completa y los trabajos de los jerarcas Steelers a salvo… hasta que vuelvan a perder y la amnesia vuelva.

Y antes de que sea golpeado por un enjambre de abejorros sin memoria, mejor me voy a los pronósticos con la esperanza de una mejor semana donde me convertí, yo y no mi carruaje, en calabaza, después de los juegos de las 12. Así que vamos a ver.

Santos (3-4) en Carolina (3-4-1): No sé qué es más triste, si el hecho de que un equipo con Drew Brees de quarterback tenga menos victorias que uno con Kyle Orton, o el hecho de que eso sea suficiente para estar en un virtual empate en la cima de su división. Como quiera que sea, es algo tan trágico como la situación de las impredecibles Panteras.

Los Saints se las han visto complicadas más veces de las que no esta temporada, pero tienen algo que hoy por hoy trabaja en su favor, el hecho de venir de un triunfo contundente ante un rival de calidad. Carolina se quedó a un minuto de decir lo mismo, pero así es la vida. La realidad es que uno de estos es contendiente… el otro son los Panthers. Saints por 7.

Cardenales (6-1) en Dallas (6-2): El que haya dicho que estos dos equipos tendrían esta marca a estas alturas del año seguramente también es el verdadero padre del hijo de Kim Kardashian y le enseñó a jugar basquetbol a Michael Jordan. Un mentiroso, pues. Lo que es cierto es que son dos equipos que en estos momentos serían dignos merecedores de playoffs no solo por su récord, sino por la calidad de sus triunfos.

Más dramático que ver a Tony Romo caminar como mi abuelito de 80 años después de ese golpe que lo llevó al vestidor, fue leer la reacción de muchos aficionados esperando el fracaso de Romo en la última ofensiva y en el tiempo extra. Es difícil acostumbrarse también al éxito. Obviamente Romo no falló, al menos no fue su culpa. Pero ante una defensa como la de Arizona, tal vez no se pueda decir lo mismo. Cards por 4.

Broncos (6-1) en Nueva Inglaterra (6-2): Manning contra Brady es como la saga de Pacquiao contra Márquez. Dos auténticas leyendas dándose con todo y donde la mayor parte de la rivalidad estuvo cargada de un solo lado. Pero el año pasado, Manning echó de los playoffs a Brady (igualando 2-2 la marca ante Tom en juegos de postemporada), en algo que podría ser como el nocaut del mexicano que puso fin… al menos por ahora, a la historia de combates sobre el ring.

En el emparrillado, la historia es otra, estos dos se vuelven a encontrar una vez más, la número 19 por si están anotando en casa. Como siempre, se encuentran ambos en un gran nivel, y ahora los dos tienen un esbozo de defensiva de su lado. Otro duelo que promete drama y morbo, como cada uno de los 18 anteriores. A Manning lo estaban retirando hace tres años, a Brady hace cinco semanas. Manning viene de lanzar 10 touchdowns sin intercepciones en sus últimos tres juegos; Brady 12. Ambos vienen en rachas de cuatro triunfos. Esto se acaba el domingo para los Pats. Broncos por 5.

Cuervos (5-3) en Pittsburgh (5-3): Si por alguna muy extraña razón llegaste a este punto sin haber leído los primeros seis párrafos de este texto, te comento: Los Steelers están en medio de una rara transformación positiva. Si por otra extraña razón crees que eso es suficiente para vencer a unos Cuervos claramente superiores en otros aspectos del juego, te equivocas.

Nunca es sencillo pronosticar el desenlace en una rivalidad como esta, en la que muchas veces las intangibles influyen tanto o más como el plan de juego o el personal en el terreno. Y hoy todas esas intangibles como momento, orgullo, confianza, localía, emotividad, juegan de negro y amarillo. Pittsburgh por 4.

Y como ya es hora de comer, damas y caballeros, los TurboPicks:

Bucaneros (1-6) en Cleveland (4-3): Juego exclusivo para los que se disfrazaron de Ray Rice en Halloween. Browns por 7.

Águilas (5-2) en Houston (4-4): Los Texans han iniciado la investigación científica para poder clonar a J.J. Watt… no será suficiente y tampoco tendrán resultados a tiempo. Eagles por 10.

Jets (1-7) en Kansas City (4-3): ¿Estamos seguros que Joe Namath ya no puede jugar? ¿En serio, que tan mal podría hacerlo con relación a Geno y Vick? ¿Y si le llaman a Favre? Chiefs por 9.

Jaguares (1-7) en Cincinnati (4-2-1): Los Jaguares de Saúl Hernández tendrían las mismas posibilidades. Bengals por 12.

Cargadores (5-3) en Miami (4-3): Tengo que dar un pronóstico, pero no quiero. Vamos a decir… Chargers por 4.

Pieles Rojas (3-5) en Minnesota (3-5): Dos coaches que se conocen demasiado y del lado opuesto del balón. Debe ser un juego, no sé, bueno, aburrido. Vikings por 2.

Carneros (2-5) en San Francisco (4-3): Los Rams son peligrosos, pues ya no tienen nada que perder, excepto, claro, un juego más. Niners por 8.

Raiders (0-7) en Seattle (4-3): Alguien llame a emergencias ¡YA! Con algo de suerte y la intervención oportuna de las autoridades se puede evitar una masacre. Seahawks por 14.

Potros (5-3) en NY Gigantes (3-4): Los Giants tuvieron dos semanas para prepararse mentalmente para la venganza de Andrew Luck. Colts por 8.

Y si me equivoco fue a propósito, para mantenerme humilde.

Se quedan a descansar: Leones (6-2), Empacadores (5-3), Bills (5-3), Osos (3-5), Titanes (2-6) y Atlanta (2-6).

La semana pasada: 8-7

En la temporada: 74-47

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.