La violencia y la reventa acabaron con el clásico

Para los comerciantes que laboran en los alrededores del Estadio Azteca, el duelo América- Chivas ha dejado de ser un evento familiar que les genera ganancias

LA AFICIÓN Actualizada 31/10/2014 a las 18:29    
Etiquetas
La afición pide un ambiente familiar en los estadios.  MEXSPORT

La afición pide un ambiente familiar en los estadios. MEXSPORT

El clásico nacional es conocido en nuestro país como el duelo del futbol mexicano que más afición atrae y el que más pasión genera al ser América y Chivas los equipos con más seguidores en nuestro país.

Sin embargo, para los comerciantes más añejos en los alrededores del Estadio Azteca esta tradición ha desaparecido debido a diversos factores y el clásico es “un partido cualquiera”.

LA VIOLENCIA Y LA REVENTA

El problema de la inseguridad en los estadios cada día es algo más común en el futbol mexicano y el clásico nacional no es la excepción.

Según los vendedores alrededor del Azteca, la afición ha dejado de ir al estadio debido a que es un peligro asistir pacíficamente a observar un partido, “Ya es pura publicidad, ya no es afición, son paleros que vienen y no compran, vienen a hacer desmadres, afición es muy poca la que viene”, comentó Jorge, vendedor de playeras desde hace 40 años en el Coloso de Santa Úrsula.

La opinión de que el clásico “ya no es lo mismo” coincide en la mayoría de los vendedores, “Se pelean, se descalabran, últimamente hay mucha vigilancia y tratan de evitarlo pero aún así hay broncas”, aseguró otro comerciante.

La falta de “verdaderos aficionados” y la crisis económica son factores importante para que las ventas sean cada vez menores, “No se vende más, es igual, ahorita como está la situación lo mismo se vende en un disque clásico que con un equipo que haya subido apenas”.

“Por ejemplo, ahorita si jugara contra Leones negros sería la misma venta porque la gente o no tiene dinero o le da miedo venir por los desmadres”, afirmó Jorge.

La inseguridad es inminente, al grado de que aún habiendo policía resguardando el inmueble, la delincuencia actúa sin problema alguno, “Puras broncas, es mucha la inseguridad lo que vive el Estadio Azteca ahora, lo que no se vivía muchos años antes, ahora asaltan a la gente aquí en la explanada y la policía no se mete”, reveló un vendedor de comida.

Además de la inseguridad, la reventa es uno de los factores más importantes para que el aficionado no asista al estadio, “Es diferente ya cada día por las broncas con las porras , la gente ya no viene y menos compra como antes, lo caro de los boletos y los revendedores acaban con la afición”, recalcó el trabajador del Azteca.

LOS MÁS AFORTUNADOS

Si bien la ausencia de “verdadera” afición ya no genera grandes ganancias en el clásico para vendedores de comida y playeras, aún existe un sector de los comerciantes que esperan este tipo de duelos para ganar un “dinerito extra”.

“Sí se vende más chido, hay mucha gente, digamos que por lo menos de cigarros vendo el triple”, aseguró un vendedor de dulces a las afueras del estadio.

Con la misma suerte corre otra vendedora, quien asegura que tal vez se deba al tipo de producto que distribuye, pero que específicamente contra Guadalajara y Pumas sus ventas aumentan hasta el triple, “Uy sí, la gente siempre quiere que el chicle, la paleta, el cigarro, el agua y se vende más, como unas tres veces más, pero sólo contra las Chivas y Pumas, porque ya en otros juegos todo está normal”.

A pesar de lo anterior, existen vendedores como Don José, quien vende raspados en la explanada del Azteca desde 1968, y recuerda cuando los duelos entre América y Chivas eran diferentes, “Antes sí, antes venia gente de otros estados, familias completas, que querían de verdad ver el juego, traían sus chivos con playeras del América, era bonito”, platicó don José.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.