Murió Chalo Fragoso; ayudó en el primer título del América

A los 72 años dejó de existir el hombre que le dio la victoria a México sobre Brasil en el Maracaná, en 1968

EXCELSIOR Actualizada 29/12/2014 a las 08:47    
Etiquetas
Javier Chalo Fragoso y Jorge Coco Gómez anotaron los goles con los que el América alzó su primer título, en 1965.  ESPECIAL

Javier Chalo Fragoso y Jorge Coco Gómez anotaron los goles con los que el América alzó su primer título, en 1965. ESPECIAL

Han pasado los años y ningún jugador de la selección mexicana ha podido emular lo que hizo Javier Chalo Fragoso: anotar un gol en el Estadio Maracaná para ganarle a Brasil.

El sueño para cualquier futbolista lo consiguió Chalo Fragoso, que falleció ayer a los 72 años a causa de una metástasis en los huesos y tras haber vencido un cáncer en la próstata.

El deceso, que se produjo en Cuernavaca, donde residía, estremeció a sus más allegados amigos como Enrique Borja, que lo recuerda como un hombre con mucho callo para quitarse rivales y poner pases de gol.

“Era muy simpático, bromeaba siempre, de sangre ligera, fue un gran amigo que se hizo querer por todos. Lo recuerdo como un hombre muy alto, fornido, de mucho músculo.”

Precisamente por eso, los cronistas de esa época lo bautizaron como “la tromba azteca” “debido a su fuerza y su ancha espalda”, rememora Jorge Coco Gómez, que atiende la llamada de Excélsior desde el funeral de su gran amigo: “Él siempre decía que era mi hermano mayor; lo quise mucho como persona”.

Fragoso no fue un jugador ocasional de la selección mexicana. Estuvo en dos copas del mundo en Inglaterra 1966 y México 1970, siendo titular en casi todos los partidos.

Aquel sueño de anotar en el Maracaná fue quizás su mejor presea, porque además intercambió playera con Pelé.

“Se avivó como siempre el Chalo”, comenta Borja, que también estuvo en aquella noche de octubre en Río de Janeiro: “Nos acercamos Aarón Padilla y yo a hablar con Pelé cuando nos dijo que ya le tenía la playera lista a Fragoso. Creo que desde una noche anterior se pusieron de acuerdo”.

Enrique Borja llegó al América como la contratación bomba en 1969 y conllevó mandar a la banca a Fragoso, que más tarde pasaría al Zacatepec y terminaría en el Puebla.

“A pesar de eso nos hicimos muy buenos amigos el tiempo que estuvimos en el América a tal grado que nuestras esposas e hijos mantuvieron una relación igual de amistosa.”

El primer título del América se debe en gran medida a Chalo Fragoso y a Coco Gómez. Ambos anotaron en 1965 y vencieron al Veracruz.

“Fue un jugador que defendió los colores del América a muerte. La llegada de Borja lo mandó a la suplencia, pero tenía un renombre muy bien ganado. Nunca se le subió la fama ni el poder”, señala Gómez.

“Se la prometí a Fragoso” palabra de Pelé

El héroe para México en el Maracaná, en la única victoria del Tricolor sobre Brasil en ese territorio, nació en Valsequillo, Puebla, en 1942.

“Sucedió que desde muy pequeño se mudó a la Ciudad de México por los negocios de farmacia de sus familiares”, relata Jorge Coco Gómez.

La hoja de ruta del equipo mexicano cambiaría el 31 de octubre de 1968 en su visita a Brasil. Era una gira pactada y el descontento seguía por haber perdido la medalla de bronce en el Azteca en los Juegos Olímpicos: “Los directivos le dijeron a Nacho Trelles que no viajara con nosotros y en su lugar subió Raúl Cárdenas”, relató en una entrevista en mayo de este año para Excélsior Javier Chalo Fragoso.

México le ganó 2-1 a Brasil con goles de Isidoro Chololo Díaz y Chalo Fragoso.

“Cuando Chololo se puso frente a Félix después de quitarse a Gerson sabía que anotaría”, dijo Fragoso.

México tenía necesidad de enterrar viejos estilos que le causaban indigestión al enfrentar a Brasil. Javier Fragoso tuvo mucho que ver en la victoria de México en el Maracaná.

“Al llegar al estadio, los aficionados brasileños se burlaban de nosotros haciéndonos con los dedos el 5-0 del Mundial de 1950”, contó Fragoso, que de cualquier forma, antes de entrar al campo, le hizo una petición a Pelé.

Un penal de Gustavo Peña sobre Pelé emparejó las cosas antes del entretiempo. Era la repetición de la letanía, “es que no fue penal”, repitió en la plática con este diario tres veces Chalo Fragoso.

El empate no desanimó a los mexicanos, que echaron el cuerpo hacía adelante. En un contragolpe apareció Chalo Fragoso entre los centrales y con cuidado la acomodó a un costado del portero: “Fue el gol más importante de mi carrera futbolística. No podía creerlo”.

México hizo una gesta heroica al ganar en el inexpugnable Maracaná.

“Corrí al momento de escuchar el silbatazo final. Buscaba a Pelé, al que ya rodeaban mis compañeros, entre otros Aarón Padilla y Enrique Borja, para pedirle su camiseta. Pero él no se las quiso dar. Cuando llegué, escuché que dijo: ‘Se la prometí a Fragoso’, y me la intercambió. Es un gran tesoro y la mejor evidencia de que anoté en el Maracaná a Brasil.”

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.