Agónica definición tuvo el Super Bowl XLIX

Patriotas Campeón

Patriotas remontan una desventaja de 10 puntos en el último cuarto y consiguen su cuarto trofeo Vince Lombardi, al derrotar 28-24 a Seattle

VÍCTOR TERRÓN M. Actualizada 02/02/2015 a las 11:12    
.  EFE

. EFE


Histórico triunfo alcanzaron los Patriotas de Nueva Inglaterra, al imponerse en el Super Bowl XLIX por marcador de 28-24 a los Halcones Marinos de Seattle, consiguiendo así su cuarto título de la NFL y consolidando a un equipo legendario encabezado por Tom Brady y Bill Belichick.
Durante el arranque del juego las defensivas de ambos conjuntos se comportaron adecuadamente y consiguieron neutralizar los embates de sus rivales. Incluso Seattle interceptó en las diagonales a Tom Brady por conducto de Jeremy Lane, una jugada que aunque impidió que los “Pats” anotaran, le costó bastante caro, ya que debió abandonar el juego a causa de la fractura que sufrió en el brazo izquierdo luego de ser tacleado.
Ya en el segundo cuarto, los Patriotas llegaron por segunda vez en el partido a la zona roja, una oportunidad que Brady ya no desaprovechó y lanzó un bombazo de 11 yardas para Brandon LaFell, quien entró a las diagonales para adelantar 7-0 a los campeones de la Conferencia Americana.
Seattle comenzó a carburar, y cuando faltaban poco más de dos minutos en el reloj, Russell Wilson mandó un extraordinario pase de 44 yardas para Chris Matthews, que colocó a su equipo en la yarda 11. Ya en la zona roja Marshawn Lynch despertó, y en tercera oportunidad realizó un acarreo de 3 yardas para igualar el marcador 7-7, luego del extra de Steven Hauschka.
Parecía que los de Boston se irían al descanso con el marcador a favor, ya que cuando faltaban 31 segundos Tom Brady encontró en la zona de anotación a Rob Gronkowski, el ala cerrada superó en velocidad a J. K. Wright y capturó el ovoide tras un pase de 22 yardas, con lo cual adelantó nuevamente a los “Pats” (14-7).
El final de la primera mitad fue realmente cardiaco. Los Halcones Marinos comenzaron su serie ofensiva, y tras un gran pase de Wilson para Ricardo Lockette consiguieron colocarse en zona roja; una jugada en la que se presentó un castigo fundamental en contra de Nueva Inglaterra y que dejó el ovoide en la yarda 11.
Pete Carroll se la jugó, y con solo seis segundos en el cronómetro fue por el touchdown, que logró luego de que Russell Wilson encontrara en la esquina izquierda a Chris Matthews, igualando la pizarra 14-14 antes del medio tiempo.
Los Halcones Marinos comenzaron el tercer periodo en ofensiva, y nuevamente la conexión entre Wilson y Matthews cobró relevancia al posicionarse en la zona roja. Seattle no pudo sacarle el máximo provecho a esta serie, pero se fue al frente 14-17 gracias al gol de campo de 27 yardas de Hauschka.
La defensiva de Seattle comenzó a imponer condiciones y Tom Brady sufrió su segunda intercepción del partido; el quarterback buscó a Gronkowski, pero Bobby Wagner apareció y le arrebató el balón prácticamente de las manos. El momento anímico era de los Halcones Marinos, y fue Wilson quien volvió a aparecer para aumentar la ventaja de su equipo 14-24, luego de encontrar solo en las diagonales a Doug Baldwin.
Nueva Inglaterra tenía que realizar un último cuarto perfecto, y la defensiva arrancó bien su trabajo al frenar a Wilson y compañía. Por su parte, Brady guió a su equipo hasta la zona de anotación, y tras mandar un envío de 4 yardas a Danny Amendola, acercó a los “Pats” 21-24.
Los Patriotas mantuvieron un nivel ascendente, y tras frenar a Seattle se fueron a la ofensiva, buscando darle la vuelta al marcador. Algo que lograron tras el cuarto pase de anotación enviado por Tom Brady en el partido, el mariscal de la Universidad de Michigan encontró a Julian Edelman en las diagonales y puso adelante a su equipo 28-24 en la pizarra.
Final más agónico no pudo tener este partido; luego de la milagrosa atrapada de Jermaine Kearse en la yarda 5, cuando faltaban escasos segundos, los Halcones Marinos dejaron escapar la gran oportunidad del bicampeonato tras la intercepción que Malcolm Butler le hizo a Wilson al anticiparse a Ricardo Lockette en la yarda uno; sentenciando así la conclusión del juego.
Ahora los Patriotas suman cuatro campeonatos de la NFL e igualan la marca de Green Bay y los Gigantes de Nueva York; Tom Brady fue designado el Jugador Más Valioso del partido (MVP), tras lanzar para 328 yardas y cuatro touchdowns.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.