NO SE ARREPIENTE DE SER FORCADO

Con el ánimo arriba

Juan Manuel Leal Hernández se recupera de su operación de sexta y séptima vértebra cervical

03/07/2015 a las 06:00    
.  MARTHA FLORES

. MARTHA FLORES

Después de las dos operaciones que tuvo Juan Manuel Leal Hernández para reparar la sexta y séptima vértebra cervical, tras sufrir una fractura el pasado sábado 20 de junio durante una corrida de toros en San Juan del Río, el forcado queretano ya está en su casa como parte de su recuperación.
Por el momento, “Rodman”, como es conocido por la agrupación, no tiene sensibilidad de la cintura para abajo, entendiendo que es parte del proceso por la gravedad de la lesión que padeció, aún así, muy valiente -como lo es un forcado- “le entra al toro por los cuernos” en este momento de su vida, afronta la situación con entereza, con mucha fortaleza, sin peder la fe y la esperanza de que volverá a caminar.
“El ánimo está a todo lo que da. Es un proceso difícil, pero la unión que ha tenido de la gente, mi grupo, ha hecho que sea una recuperación rápida”, afirmó Juan Manuel en exclusiva para PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, después de comer en la sala de su hogar, donde está instalada una cama para su cuidado.
“Estoy muy fuerte, muy agradecido con toda la gente, por la respuesta con mi grupo y eso nos ha fortalecido, nos sentimos con un compromiso para echar el pie para adelante”.
El licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad del Valle de México Campus Querétaro no sabe a ciencia cierta por qué se convirtió en forcado, simplemente llegó la oportunidad, “fue por la adrenalina, a ver qué se siente que un animal de 500 kilos, con dos cuernos, que venga hacia ti y páralo”, compartiendo que “cuando entras al ruedo, y tocas pelo, te enamoras”, y a pesar de la situación que está viviendo, no se arrepiente en ser forcado.
“No cambiaría nada la decisión que tomé el día de formar este grupo. Si me lo vuelven a preguntar, vamos adelante”, compartió el joven que trabaja en el Icateq en el Área de Comunicación, Diseño y Comunicación Organizacional.
“Antes de cada corrida, llegas con problemas, casa, trabajo o estudiante, y cuando llegas al lugar sagrado, que es el ruedo, te olvidas de todo. Cuando logras la comunión con el toro, la pega es de lo más grande que he sentido en mi vida”, comentó.
Por el momento, Juan realiza ejercicios de rehabilitación con el apoyo de sus “soldaditos”, como le llama a sus compañeros, quienes han estado al pendiente de él en todo momento, y gracias a ese apoyo incondicional “se me ha hecho ligero” la recuperación, “me ayudan a las terapias, mover brazos que se necesita”.
Leal Hernández destacó la labor del cabo de la agrupación de los Forcados Queretanos, “ha hecho un extraordinario trabajo”, pero también la de sus compañeros, “cuando pueden, aquí están al pie del cañón, es una recuperación ligera”.
También su familia ha sido muy importante, en su casa vive con su mamá, Milagros Leticia Hernández Leyva, y su abuelita, María Yolanda Leyva, además de que su papá, que vive en la Ciudad de México, y sus familiares han estado “al pie del cañón”.
Ahora que vive esta situación sabe que terminó su etapa como forcado después de casi 11 años en actividad, cuando empezó el 31 de diciembre de 2004 en una corrida de toros en San Miguel de Allende, pero eso sí, no se alejará de los ruedos.
“Voy a ser un forcado en retiro, pero con la intención de seguir trabajando. Con esta experiencia, uno se da cuenta de que hay muchas cosas en las que trabajar en cuanto a seguridad, protección, entrenamiento; vendrá una nueva etapa”, concluyó.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.